Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de León identificaron a tres personas acusados de la caza y tenencia ilegal de pájaros en las comarcas leonesas de Babia y Laciana. Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno de León, estas tres personas llegaron a cazar 135 fringílidos, entre los que se encontraban verderones, verdecillos y en su gran mayoría jilgueros, muchos de ellos para su posterior venta a particulares o pajarerías de estas zonas.

Durante el desarrollo de la operación se procedió a la inspección de cinco refugios y casetas de la zona en las que se aprehendieron 88 jaulas de distintas formas y tamaños, artes y medios prohibidos como son ligas, varillas, redes y reclamos mecánicos, entre los que se encontraban un móvil que emitía cantos para atraer a la especie.

La operación fue posible a los servicios que desde principios de septiembre viene desarrollando la Guardia Civil para la identificación de personas dedicadas a la caza y tenencia ilegal de fringílidos, entre los que se encuentran los jilgueros. Como consecuencia, estas personas fueron denunciadas por varias infracciones administrativas relativas a la caza ilegal y contra el patrimonio natural.