El desempleo registra un leve aumento del 0,08% en julio en Castilla y León, que cuenta con 83 trabajadores menos

En el último año ha descendido un 9,09% en la Comunidad, que cuenta con 10.681 parados menos
Trabajador. / Pixabay
Pixabay

El número de desempleados aumentó en julio en Castilla y León en 83 personas, lo que supone un aumento del 0,08 por ciento sobre el mes de junio, frente al descenso del 0,41 por ciento registrado a nivel nacional, donde el paro se redujo en 10.968 personas hasta los 2,68 millones, la cifra más baja registrada en un mes de julio desde 2008, en el inicio de la crisis financiera. El número de desempleados en la Comunidad se situó así en 106.768 personas, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En términos interanuales, la caída del desempleo en la Comunidad se sitúa en el 9,09 por ciento, dado que en los últimos 12 meses un total de 10.681 castellanos y leoneses abandonaron las listas del paro. A nivel nacional y respecto a julio de 2022, el paro cayó en 205.938 personas, lo que supone un 7,14 por ciento menos de desempleo.

Por comunidades, el paro registrado en el séptimo mes bajó en once autonomías. En cifras absolutas ese descenso ha sido más pronunciado en la Andalucía (-5.166), Comunidad de Madrid (-2.926), Galicia (-1.579) y Canarias (-1.536). Por el contrario, subió en ocho autonomías, con los incrementos más significativos en Cataluña (1.612), Baleares (854) y País Vasco (796). En relación a julio de 2021, todas las comunidades registraron descensos en el paro, especialmente Baleares (-16,65 por ciento), Extremadura (-10,25 por ciento) y Aragón (-9,98 por ciento).

Por provincias, el mayor descenso intermensual en Castilla y León lo marcó Ávila, con un 2,25 por ciento menos, lo que supone 191 menos; seguida por Zamora, con una reducción del 1,53 por ciento y 132 menos, y Segovia, con una bajada del 0,68 por ciento y 35 menos. También bajó un 0,59 por ciento en Palencia (-37) y un 0,33 en León (72 menos). Por el contrario, aumentó un 1,82 por ciento en Valladolid (con 423 parados más), un 0,93 por ciento en Soria (24 más), un 0,40 por ciento en Salamanca (68 más) y un 0,25 por ciento en Burgos (35).

Por otra parte, las reducciones interanuales fueron generalizadas en la Comunidad. Así, el paro registrado bajó un 15,41 por ciento en Palencia, hasta situarse la cifra total en 6.285 desempleados; un 11,82 por ciento en Valladolid, hasta los 23.614; un 9,53 por ciento en Zamora, con 8.477; un 8,52 por ciento en Segovia, hasta los 5.090; un 8,18 por ciento en Salamanca, hasta los 17.171; un 7,74 por ciento en Burgos, hasta los 13.794; un 7,54 por ciento en León, hasta los 21.449; un 6,9 por ciento en Soria, hasta los 2.604, y un 6,84 por ciento en Ávila, con 8.284.

En relación a los sectores, de los 106.768 parados existentes en Castilla y León, 75.490 corresponden al sector servicios, 11.315 no trabajaron nunca, 8.614 pertenecen a la industria, 6.545 a la construcción y 4.804 al sector primario. Por sexo, 64.626 son mujeres y 42.142 son hombres. Por edad, los menores de 25 años representan el 7,1 por ciento al suponer 7.582 del total de desempleados de Castilla y León.

Mayor número de indefinidos

Por otro lado, en julio se firmaron en la Comunidad 69.666 contratos, un 1,05 por ciento más que en junio, con 723 por encima de los suscritos en el mes anterior. A nivel nacional se produjo un descenso, en este caso del 4,11 por ciento, al signarse 61.420 contratos menos.

Igualmente, a nivel interanual, tanto Castilla y León como el conjunto de España, registraron menos contratos firmados que en julio de 2022: 8.269 menos en la Comunidad (-10,61 por ciento) y 224.132 en el país (-13,54 por ciento).

De los 69.666 contratos firmados en la Comunidad, 22.500 fueron indefinidos y 47.166 temporales, mientras que en España, los nuevos contratos indefinidos fueron 566.440, uno de cada tres nuevos contratos (39,6 por ciento) en un mes marcado hasta ahora por la contratación temporal, afianzando la pauta ya observada en meses precedentes.

Por último, en relación a los beneficiarios de las prestaciones por desempleo, relativos a julio, dado que la cifra se refiere siempre al mes anterior, en Castilla y León alcanzaron las 66.886 personas, de las que 29.056 tienen una prestación contributiva, 31.136 un subsidio y 3.694 se benefician de la renta activa de inserción.