Detienen a un hombre en Ponferrada acusado de varios robos, daños y violencia de género

En el momento de la detención presentó resistencia, causando lesiones a los agentes y daños en el vehículo policial
Policía Nacional
Policía Nacional

La Policía Nacional de Ponferrada detuvo el pasado martes a un hombre acusado de varios delitos de robos en establecimientos y viviendas, así como de daños y violencia de género contra su pareja. El detenido cuenta con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio y contra las personas, en los que la violencia y la intimidación formaban parte de su modus operandi, y se ha decretado su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

El detenido estaba siendo investigado como presunto autor de un robo con fuerza en un bar de Ponferrada a principios de enero, habiéndose encontrado sus huellas en el lugar de los hechos. La policía estaba ultimando las diligencias para determinar su participación en otros robos con fuerza en establecimientos y domicilios a finales del año pasado.

El 30 de enero la policía lo interceptó en la calle cuando iba acompañado de una joven menor de edad y, tras intentar la huida, en el momento de la detención opusieron gran resistencia, causando lesiones a los agentes. En un primer cacheo se comprobó que portaba objetos procedentes de un robo en una vivienda perpetrado esa misma madrugada, en el que también se había llevado un vehículo que posteriormente abandonó con múltiples daños.

La violencia del detenido continuó durante su traslado a la comisaría, llegando a desencajar una de las puertas traseras del vehículo policial y causando diversos desperfectos una vez ingresado en la zona de seguridad de la comisaría, por lo que también se abrieron diligencias contra él por un delito de daños.

Acusado de violencia de género

Mientras el detenido se encontraba en las dependencias policiales, su pareja se personó en las mismas para denunciarle por malos tratos en el ámbito familiar, por lo que se activó el protocolo de violencia de género para asesorar y proteger a la víctima. Una vez realizada la valoración pertinente, se consideró un caso de riesgo extremo.

Finalizadas las diligencias policiales, se acusa al detenido de dos robos con fuerza, un delito de robo-hurto de vehículo, un delito de daños, y un delito de malos tratos en el ámbito familiar (violencia de género), pasando a disposición judicial y decretándose su ingreso en prisión provisional sin fianza.

Por otro lado, dado que la menor que le acompañaba en el momento de su detención había desaparecido en varias ocasiones de su domicilio, se informó al juez por su presunta inducción a abandonar la residencia familiar ante la posibilidad de que incurriese en algún tipo de responsabilidad penal, ya que según consta en investigaciones anteriores el detenido le prestaba cobertura durante esas fugas.

La Policía Nacional continúa investigando si el detenido participó en otra serie de hechos delictivos de similares características ocurridos recientemente en Ponferrada.