El PCE tilda de “camelo” la reforma de la Ley de la Comarca prometida por Ramón

Y alegan que la Ley actual es fruto de "un acuerdo entre el PP y PSOE
Oficina de atención al público del Consejo Comarcal del Bierzo. / QUINITO

Partido Comunista de España en El Bierzo critica que Olegario Ramón vuelva a poner sobre la mesa la reforma de la Ley de Comarca 8 años después de que Courel anunciara lo mismo sin alcanzar ningún avance. Según el PCE, este tema resurge una y otra vez para “hacer creer que el Consejo es funcional” pero remarcan que ni la Junta ni la Diputación tienen intenciones de cambiar el Consejo Comarcal de El Bierzo. Por ello, tildan esta propuesta de “camelo” y alegan que la Ley actual es fruto de “un acuerdo entre el PP y PSOE “.

Para el PCE el Consejo debe adquirir competencias de “las tres administraciones” entendiendo que tanto la Junta como la Diputación y los Ayuntamientos deben cederlas con el fin de racionalizar mejor los recursos y aumentar su capacidad de financiación. En este sentido el PCE plantea que servicios como la recogida de residuos y el agua se centralicen en bajo gestión pública única en el Consejo Comarcal.

“Nuestra intención es sacar a las redes clientelares y las empresas privadas de la gestión de servicios públicos”-argumentan- “porque sería mucho más barato y democrático”. Según el PCE en estos momentos hay un sobrecoste en los servicios regidos por mancomunidades, a las que califican de “entidades opacas”. Isabel Maroto, secretaria política del PCE en El Bierzo explica que “un servicio único de recogida de basura gestionado directamente por el Consejo Comarcal ahorraría miles de euros”.

El PCE también echa en falta referencias hacia asuntos como la nueva sede del Consejo -ya presupuestada-, el Parque Agroalimentario, la vivienda o la articulación de un sistema de transporte público decente. En este sentido, el PCE relanza su propuesta para que el Consejo Comarcal constituya un banco de vivienda enfocado a revertir la despoblación y reducir los precios de la vivienda.

Finamente el PCE reflexiona sobre el papel de Iván Alonso, quien también presentó su candidatura a la presidencia del Consejo. “Aceptó las migajas de Mañueco, y ahora pretendía ser presidente de una institución que pide competencias a la Junta” sentencian.