Num: 7176 | Viernes 1 de julio de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

El proyecto Genadii, un futuro para el valle del Silencio y la cuenca del Oza

En noviembre comenzará el primero de los talleres de la Escuela de Patrimonio Cultural con los que se quieren sentar las bases para dinamizar la zona creando empleo y atrayendo visitantes y nuevos habitantes a través de la restauración y atención al patrimonio

El Valle del Silencio es una de las áreas del Bierzo que quiere ampliar población

 

Violeta R. Oria El valle del Silencio y la cuenca del Oza comienzan a vislumbrar un nuevo futuro. El tres de noviembre se inicia el primer taller de la Escuela de Patrimonio Cultural en Peñalba de Santiago, con 20 alumnos que, durante cinco días, conocerán la historia del valle, su patrimonio y las intervenciones pasadas y futuras en su arquitectura y su arte. Los alumnos se alojarán en el pueblo y convivirán con sus vecinos durante este tiempo, una "inmersión" en el día a día de la zona que le aportará nuevas posibilidades.

Esta será la primera actuación formativa de la escuela en Peñalba, que pretende continuar con todo un ciclo de talleres e incluso, en un futuro, con un centro de empleo para la recuperación del patrimonio del Valle con pequeñas pero numerosas intervenciones. Así lo explicaron en esta localidad el pasado jueves los directores de la escuela, Javier Ramos  y María Suárez-Inclán,  tras la visita del presidente de la Diputación al centro de interpretación creado en un edificio de la Fundación Hospital de la Reina con la ayuda de todas las administraciones. La escuela quiere  lograr la autogestión, con una financiación de concertación público-privada, en la que se impliquen todos sus gestores.

La iniciativa se enmarca en el proyecto Genadii, un programa de la Junta de Castilla y León y de la Fundación Hospital de la Reina, en la que participan otras instituciones como la Diputación de León, el Consejo Comarcal  y el Ayuntamiento de Ponferrada, y entidades privadas como la Escuela de Patrimonio Cultural. El proyecto tiene como objetivo, a través de nuevas estrategias, la atención al patrimonio cultural y medioambiental como generador de recursos sociales y económicos para el desarrollo local y para una mejor gestión, mantenimiento y conservación de los bienes culturales y medioambientales del valle del Oza. Su primera obra concluida fue precisamente  el centro de interpretación de Santiago de Peñalba, que se inauguró el pasado 31 de julio.

El centro todavía no funciona pues, según Antolín de Cela, responsable de la Fundación de la Reina, se está realizando, por especialistas en la materia, un “guión técnico” para establecer sus contenidos y elaborar su material audiovisual, en el que se quiere ofrecer información veraz “sobre la iglesia, el pueblo y su entorno medio ambiental”, y “no mitos”.

DSCN2560

Le seguirán las obras de la cubierta de la iglesia mozárabe, monumento nacional y Bien de Interés Cultural, con una partida ya aprobada  de 239.299 euros a cargo de la Consejería de Turismo de la Junta.

Asimismo, la Junta también se encargará de la mejora de las comunicaciones. Peñalba de Santiago  tiene habituales problemas de conectividad, que a principios de verano dejaron a la localidad incomunicada 15 días. Aunque durante julio y agosto la conexión ha funcionado bien, según explica la holandesa Marjolijn, asentada en el pueblo y  alcaldesa pedánea, lo cierto es que la solución definitiva pasa por llevar un nuevo tendido de cableado a la antena ubicada en lo alto de una montaña cercana, para lo que se efectuarán contactos con todos los operadores de telefonía e internet a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Por su parte, la Diputación ya ha adjudicado el segundo tramo de la carretera a Peñalba de Santiago, por un importe de 250.000 euros,  cuyas obras se estima que comenzarán aproximadamente a finales de mes, según su presidente, Marcos Martínez. Se trata de un tramo de cuatro kilómetros, que estará listo antes de que llegue el invierno.  Esta inversión se vendrá asumar a la ya realizada de 1,4 millones de euros, también a cargo de la institución provincial, con la que se reformó el resto de la carretera, haciéndola más segura y mejorando su firme. “El ancho de la carretera se mantendrá” pues, según Martínez, se deben conjugar “las mejoras en el acceso con la protección del entorno natural y artístico de la zona”.

DSCN2581

 

800px-Cueva_de_San_Genadio

Genadii o Genadio

El proyecto  Genadii, Genadio en latín, toma su nombre del santo que se retiró a Peñalba en el siglo X y que allí murió tras restaurar el monasterio de San Pedro de Montes, hacia el año 895, y ser nombrado abad del mismo, y posteriormente obispo de la Diócesis de Astorga, cargo que abandonó por su ascetismo, que le llevó a vivir a la conocida como Cueva de San Genadio, en la proximidades del pueblo. También fue el impulsor de la iglesia de Santiago de Peñalba.

Quien le iba a decir a San Genadio que, 1.078 años de su muerte, los pueblos  que se crearon a instancias suyas y de otros santos ascetas instalados en la zona, y que en el último siglo se han ido viniendo a menos, iban a participar en un proyecto que, con su nombre, pretende precisamente dotar al valle del Silencio de un futuro, de una nueva vida, en la que el turismo será un factor determinante pero también la restauración del patrimonio, de la arquitectura tradicional, la captación de nuevos habitantes que residan en la zona, la creación de empleo para que la población rejuvenezca y los niños vuelvan a jugar en las calles más allá del verano.

 

 

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.