El Castillo de los Templarios de Ponferrada sumará un elemento patrimonial más a su zona visitable. Este jueves, a última hora de la tarde, Fomento hizo pública la intención de invertir algo más de 1,3 millones de euros en la rehabilitación y puesta en uso del Castillo Viejo, cantidad que supone el 70% del total de la inversión necesaria para desarrollar las obras. Este viernes, la alcaldesa de la capital del Bierzo, Gloria Fernández Merayo, cifró en 570.553 euros la parte que deberá abonar el consistorio. Ambas partidas, una estatal y otra local, llegará a través de un proyecto bianual que ya ha iniciado los trámites legales para que a mediados de verano puedan iniciarse las licitaciones de obra.

La intención es hacer visitable un área de 1.338 metros cuadrados en la que se incluyen las torres y el patio del Castillo Viejo. “Será un nuevo espacio de uso en el que se podrán hacer actividades. Se van a recuperar las rondas y pasarelas y la galería que era una zona noble… Al final, cuando los visitantes entran al Castillo quieren ver cosas y después de estas obras la fortaleza templaria tendrá mayor atractivo todavía”, valoró la regidora de la ciudad.

En caso de que el Consistorio no consiga aprobar los presupuestos del año corriente, la inversión no correría ningún peligro porque según aseguró Merayo, “todo el proceso está avalado por los técnicos municipales y llevan la firma de la interventora. Se puede seguir gobernando sin presupuestos”.

Esta inversión se va a ver completada además, con la adecuación de las calles Tras la Cava y el Rañaderoa través de la escuela taller. “Creemos que esto va a animar a la instalación de negocios y empresas en esas dos calles”, asegura Merayo.