ESPECIAL EDUCACIÓN

El PSOE recalca que las cuentas de 2015 no se aprobaron definitivamente “de manera expresa”

Ponferrada en Común pide responsabilidades políticas por la anulación
Imagen de archivo de los portavoces municipales del PSOE y de Ponferrada en Común. / C. Sánchez

El portavoz del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Ponferrada, Olegario Ramón, recalcó este viernes que el presupuesto municipal del ejercicio 2015, anulado por una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Leon, “nunca fue aprobado definitivamente de manera expresa”. Según los socialistas, la Ley de Haciendas Locales obliga a resolver expresamente las alegaciones presentadas, algo que no sucedió en 2015 cuando el punto quedó sobre la mesa en el orden del día del pleno que aprobó las cuentas.

En ese sentido, Ramón recordó que el presupuesto se entendió aprobado definitivamente por el transcurso del plazo legal de un mes sin haberse resuelto las reclamaciones, una figura que no recoge la Ley de Haciendas Locales, que exige que haya “un acto expreso de aprobación”. Al respecto, los socialistas insistieron en que, según la sentencia, “se han violentado derechos fundamentales, en concreto el artículo 23 de la Constitución”.

Por otro lado, Ramón hizo hincapié en que entre las “sorprendentes circunstancias que rodearon la aprobación de esos presupuestos” destacó la ausencia de una concejala del PP así como la retirada de las alegaciones formuladas por el portavoz de los populares, “cuando presumiblemente podrían prosperar ya que la concejala ausente en el pleno inicial ya estaría presente en el pleno que resolvería esas alegaciones”, recordó.

En esa línea, el portavoz socialista lamentó que Ponferrada vuelva a tener su hueco en los medios “por una razón poco honorable”, lo que pone en evidencia, a su juicio, “la necesidad imperiosa de que entre aire nuevo en la Casa Consistorial”,para poner punto y final a una etapa que calificó como “época oscura”.

Ponferrada en Común pide responsabilidades políticas

“Convencidos firmemente de que nunca un equipo de gobierno hizo tanto daño en tan poco tiempo al Ayuntamiento”, Ponferrada en Común (PeC) considera que “se deben exigir las responsabilidades políticas a aquellos que gobernaron la ciudad y cuyas decisiones más importantes han sido casi todas tumbadas en los tribunales”.

A un año para la finalización del mandato, reflexiona PeC, “todavía no sabemos cuál será la próxima sorpresa de los algo más de dos años de gobierno del bipartito”. Y es que, señala, “después del Mundial de Ciclismo, la anulación del famoso pleno del Sábado Santo, la anulación del contrato de basuras, la devolución de los sueldos… llega ahora la anulación del presupuesto municipal del 2015”.

Por todo ello, exigen al equipo de gobierno de Gloria Merayo que actúe y solucione “a la máxima brevedad posible” este asunto, “aunque quizás pedirle a este equipo de gobierno que haga algo sea demasiado”, concluye con ironía su comunicado.