Eurocaja Rural obtiene un récord histórico al superar los 100 millones de beneficio neto

La implantación en nuevas localidades, el asesoramiento profesional o la atención cercana motivan la captación de más de 48.000 clientes durante 2023
Sucursal de Eurocaja Rural en Cubillos del Sil
Sucursal de Eurocaja Rural en Cubillos del Sil. / EBD

Eurocaja Rural alcanzó un beneficio neto de 101 millones (resultado antes de impuestos de 119,5 millones de euros) y “ratificó la viabilidad” de su modelo de negocio y la eficiencia de una “gestión prudente que ha posibilitado su crecimiento sostenible los últimos ejercicios”. La cooperativa de crédito continuó en 2023 la “buena marcha” de su negocio ordinario y mejorado en todos sus márgenes impulsada por la actividad comercial, la diversificación de sus áreas de negocio y el férreo control de costes, según informó la entidad financiera en un comunicado.

Durante el pasado ejercicio ha continuado generando empleo, incrementando su red comercial y luchando contra la exclusión financiera, “ayudando así a la vertebración del territorio y la dotación de productos y servicios específicos a sus socios y clientes”. La implantación en nuevas localidades, el asesoramiento profesional o la atención cercana que le caracterizan han motivado la captación de más de 48.000 clientes durante 2023, hasta superar los 524.000 al cierre del ejercicio.

Del mismo modo, la entidad financiera registró una rentabilidad sobre recursos propios, ROE, a cierre de ejercicio del 16,51 por ciento, dato que evidencia su “mayor actividad en un entorno más elevado de tipos, alcanzando mayores cuotas de mercado y de beneficios”.

La entidad subraya las mejoras en todos los márgenes de la cuenta de resultados, así como una evolución muy razonable en las principales ratios de gestión, adaptándose a las exigencias del entorno, al impacto de la regulación normativa del sector financiero y a los requerimientos de sus clientes.

La cooperativa de crédito ha continuado la buena marcha de su negocio ordinario impulsada por la actividad comercial, la diversificación de sus áreas de negocio y el férreo control de costes. Además, se ha adaptado con eficiencia ante cualquier escenario de riesgo, cerrando con una ratio de morosidad del 1,73 por ciento, una de las más bajas del sistema financiero español, frente al último dato sectorial disponible del 3,57 por ciento de noviembre 2023.

La cifra de fondos propios alcanzó al cierre del ejercicio los 676 millones de euros, los cuales generan una ratio de capital CET1 de máxima calidad, del 18,2 por ciento, más del 50 por ciento del mínimo regulatorio exigido.

El director general de la entidad, Víctor Manuel Martín López, subrayó los “excelentes” resultados obtenidos y la capacidad de Eurocaja Rural de seguir creciendo de forma sostenible en el tiempo, “en un contexto de desaceleración de la economía y claros riesgos geopolíticos presentes”.

“La diversificación de nuestro modelo de negocio, nuestra capacidad por atraer y fidelizar clientes, y el incremento en el número de operaciones nos confiere mayor solidez, seguridad y fortaleza. Este ejercicio evidencia el potencial de la entidad por alcanzar nuevas cuotas de mercado y por contribuir, como entidad de economía social, al desarrollo económico y social en todo nuestro ámbito de actuación. Seguiremos apostando por generar empleo, por aunar rentabilidad y prosperidad, por aportar soluciones financieras y ofrecer un servicio financiero completo, de calidad y proximidad, adaptado a las necesidades de la sociedad”, defendió.

El total activo ascendió a 9.980 millones de euros, con un incremento de 256 millones en el ejercicio. La cifra del volumen de negocio con clientes registró un saldo de 12.718 millones de euros, en una “considerable evolución” positiva de más de 500 millones de euros.

Al cierre del ejercicio el volumen total de saldos confiados a la entidad para su gestión y administración ascendió a 7.489 millones de euros. En cuanto a los fondos propios, la entidad cerró el año con una ratio de CET1 del 18,2 por ciento, “muy por encima de la exigencia regulatoria” del supervisor Banco de España, situada en el 11,625 por ciento.

Sobre la inversión crediticia, durante el pasado ejercicio se concedieron un total de 20.089 operaciones por importe total de 1.507 millones de euros, de forma que la entidad finalizó el ejercicio con un stock vivo total de 5.229 millones de euros.

En materia de riesgo crediticio, destaca el “reducido” ratio de morosidad del 1,73 por ciento al cierre de ejercicio, frente al 3,57 por ciento medio del sector (último dato disponible a fecha 30 de noviembre). La tasa de cobertura de estos saldos dudosos se situó en el 137,46 por ciento, en contraposición al 69,39 del sector financiero.

En cuanto a la captación clientes, Eurocaja Rural aumentó “notablemente” su número de clientes, hasta superar los 524.000 al cierre del ejercicio. El servicio financiero integral que proporciona, la omnicanalidad (que aúna la presencialidad con la banca online), el asesoramiento profesional y la atención cercana, o el incremento de sus líneas de negocio, productos y servicios que ofrece, “han motivado el aumento de la amplia base de clientes”. En 2023 la entidad logró captar más de 48.000 clientes.

Empleo

También valora la entidad la generación de empleo a través del Plan de Expansión, Eurocaja Rural opera en cinco comunidades y 16 provincias, aumentó su red comercial en 21 nuevas oficinas, hasta alcanzar a cierre de ejercicio las 457. Abrió nuevas oficinas en grandes poblaciones y también en municipios de escasa densidad demográfica, algunos de los cuales no contaban con servicios financieros. Actualmente, el Grupo Económico Eurocaja Rural integra a 1.304 profesionales, generando año tras año empleo y riqueza en los territorios donde se asienta.

Lucha contra la despoblación

Frente al cierre generalizado de oficinas y procesos de concentración del sector, Eurocaja Rural lleva a cabo una “particular lucha” contra la despoblación y la exclusión financiera, “corroborando que es posible ligar rentabilidad con prosperidad, cumpliendo su objeto social con vocación de servicio y responsabilidad, propio de una entidad de economía social que prioriza prestar servicio al hecho de maximizar beneficios a toda costa”.

De acuerdo a la clasificación que realiza Eurostat, se puede determinar que la entidad mantiene en la actualidad más del 52 por ciento de sus clientes en poblaciones rurales, representando las oficinas desde las que presta servicio, en dichas localidades, el 59 por ciento del total que la entidad mantiene operativas al 31 de diciembre de 2023.