Fallece Francisco Beltrán, un sacerdote comprometido con el movimiento obrero y con el Bierzo

Politólogo, sociólogo y abogado, ha sido un personaje clave en la historia de la ciudad: fue párroco de San Antonio, profesor, organizó Cáritas Interparroquial, presidió la Hermandad de Donantes de Sangre, fundó la Asociación de Amigos del Camino...
Parroquia de San Antonio

En la tarde de este miércoles 18 de septiembre ha fallecido Francisco Beltrán Beltrán, quien en los años 60 fue provicario del Bierzo, estando encargado por el obispo Marcelo de la acción pastoral y social de la comarca. Asimismo organizó Cáritas Interparroquial de Ponferrada y  creó en el Bierzo las ramas especializadas obreras de Acción Católica (HOAC y JOC), con grupos de influencia en Ponferrada y las cuencas mineras. En 1964 participó en el concurso oposición a parroquias siendo nombrado párroco de San Antonio, en Ponferrada, dotando a la parroquia de nueva iglesia y casas rectorales. En 1965 fue llamado a Madrid para trabajar en el Secretariado permanente de la Comisión Episcopal, con el fin de impulsar el Plan Nacional de Pastoral Social. En 1967 volvió a la parroquia San Antonio, donde permaneció hasta su jubilación en el año 2004.

Francisco Beltrán Beltrán nació el 11 de octubre de 1928 en Marzán (Omaña). Tras realizar la carrera eclesiástica en el seminario de Astorga (1939-1951) obtuvo la la licenciatura en Sociología en el Instituto León XIII (Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Pontificia de Salamanca con sede en Madrid). Asimismo se licenció en Derecho por la Universidad de Oviedo.

Pupilo de Herrera Oria

Beltrán fue uno de los cinco clérigos jóvenes seleccionados por el cardenal Herrera Oria, en base a sus resultados en el Instituto León XIII, a los que preparó “para liderar la iglesia cuando llegara la democracia”. En esta época conoció al entonces obispo y después cardenal Vicente E. Tarancón, con quien tuvo amplias polémicas, cuyo resultado se plasmaba en las pastorales de Tarancón, donde afloraba el pensamiento de Francisco Beltrán, aportado en los debates. (Pepe Álvarez de Paz (Ex Eurodiputado) ‘Nombres propios’, pág.174).

Previamente a su llegada al Bierzo, Francisco Beltrán inicio su actividad sacerdotal en su tierra natal, Las Omañas. Entre 1951 y 1953 estuvo a cargo de las parroquias de Ponjos y Castro la Lomba (Las Omañas), creando además aulas de formación de adultos y promoviendo el trabajo comunitario de los vecinos. Entre 1953 y 1957 entró en contacto con organizaciones nacionales obreras de Acción Católica, dando cursillos, conferencias de formación de militantes y dirigentes en varias diócesis.

En 1956 pasó a ocupar el puesto de profesor del seminario menor de la Diócesis de León, siendo además coadjutor de varias parroquias y  consiliario de la rama femenina de la (HOAC) Hermandad Obrera de Acción Católica. También reorganizó los servicios asistenciales de Cáritas de León.

Docente

Beltrán simultaneó sus actividades pastorales con la docencia. Fue profesor de Religión en la Escuela de Formación Profesional Sindical Virgen de la Encina (actual IPOVE) y en el IES Gil y Carrasco, así como profesor del Seminario de Estudios Sociales, para Graduados Sociales. Entre 1975-1992 fue también profesor numerario de Sociología y Psicología Social en la Escuela Universitaria de Magisterio del Profesorado de EGB. Desde 1977 a 1979 ejerció como colegiado la abogacía, especialmente en el campo laboral y matrimonial.
Entre 1987 y 1992 presidió la Hermandad de Donantes de Sangre del Bierzo y Laciana (para equipararla a la otra hermandad provincial), siendo nombrado presidente de honor, en agradecimiento al trabajo realizado.

Asimismo, participó como fundador y asesor en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago del Bierzo y en la creación de la respectiva Federación. También trabajó intensamente como secretario del Patronato de la Fundación Fustegueras (Valdés), realizando gratuitamente una ingente labor jurídica. En la década de los 80 intervino en el Instituto de Estudios Bercianos en momentos muy delicados para la institución, como ya lo había hecho en los años 60.

Velatorio y funeral

Su cuerpo se velará en la capilla del Tanatorio de la Encina, en la avenida de Astorga 12 (Montearenas), desde este jueves hasta el viernes, cuando tendrá lugar su funeral, a las 16:00 horas, en la iglesia de San Antonio. A continuación, se trasladarán sus restos mortales a su localidad natal.

El Consejo Comarcal se suma a las condolencias 

La institución comarcal, a través de su presidente y en representación del resto de la corporación y de la Comarca, traslada públicamente el pésame a su familia y amigos. “En su intensa trayectoria, destaca su labor solidaria en defensa de la clase obrera y los más desfavorecidos”, afirman, destacando su trayectoria y “su labor como secretario en la Fundación Fustegueras, que permitió la construcción de la residencia de ancianos ‘Virgen de la Encina’, en Campo, como presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre y como como fundador en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en El Bierzo”.