La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, salió este miércoles al paso de las críticas de Coalición por el Bierzo por la falta de presupuestos municipales en 2017, situación que se podría prorrogar a 2018. Fernández Merayo niega situaciones límites o dramáticas, como apuntó CB. “Cada uno puede hacer política como quiera”, respondió, indicando que a pesar de la falta de presupuestos en 2017 “se han aprobado más de dos millones de euros en obras”. “Lo deseable es tener presupuestos, pero si no hay votos suficientes y se tiene que gobernar con ellos prorrogados del año anterior se puede hacer, pues hay mecanismos para ello por la Ley de Haciendas Locales”, matizó.

Así puso de ejemplo la situación que viven ciudades como Mieres u Orense, o incluso comunidades como el Principado de Asturias, donde se viene funcionando con presupuesto prorrogados.

En cualquier caso, la regidora manifestó su intención de llegar a un acuerdo con la oposición y anunció que en breve comenzará las reuniones con todos los grupos políticos presentes en el Consistorio. No obstante, reiteró que de no haber acuerdo no llevará un nuevo proyecto de presupuestos al pleno.

Si no hay nuevos presupuestos, en torno a Semana Santa se realizaría una modificación de créditos que, entre otras cosas, permita a las asociaciones cobrar sus correspondientes ayudas antes de llegar a final de año, como sucedió en 2017.