El portavoz del grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Ponferrada, Olegario Ramón, ha ironizado este viernes con el planteamiento ferroviario presentado por la alcaldesa, Gloria Fernández Merayo, junto al regidor del Barco de Valdeorras y que pretende acabar con el cuello de botella del Manzanal. “Está muy bien que en una noche soñemos con ser la Simón Bolivar del Bierzo, con liberar al Bierzo de la tiranía del olvido, que nos invada el espíritu de Melitón Martín y que tracemos sobre el mapa de comunicaciones de nuestra provincia un híbrido que va a pasar a la historia de las comunicaciones terrestres”, un planteamiento similar que ya descartó en 2003 Fomento por su alto coste.

Según Ramón, el trazado propuesto por los propios técnicos de Fomento iba paralelo al actual desde León hasta Brañuelas, donde se desplazaba más al norte. Tras unos kilómetros, a la altura de Bembibre, el trazado volvía a discurrir en paralelo al actual recorrido. “Por desgracia no triunfó”, recordó el portavoz socialista, que pidió a la regidora que explique su plan “a los vecinos de Torre del Bierzo y a los tres concejales del PP en el municipio” para conocer de primera mano qué les parece a ellos.

Éstas no son las primeras críticas que recibe la propuesta de Fernández Merayo. Este pasado jueves, el alcalde de Torre, Gabriel Folgado, recordó a la regidora ponferradina que la supresión de la antigua carretera provocaría rodeos de más de 20 kilómetros a los vecinos de la zona y la acusó de “jugar a ministra”. En la misma línea, Ramón criticó la “forma de gobernar personalista” de Fernández Merayo y valoró “que se intenten solucionar los problemas del puerto de Vigo, de Galicia, de Castilla y León y del mundo” aunque reclamó que “deberíamos preocuparnos de nuestra propia cosa, que la tenemos hecha unos zorros”.