Num: 6966 | Viernes 3 de diciembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Un ejemplar joven de oso pardo merodeó durante dos noches un supermercado de Villablino

La FOP reclama contundencia en la aplicación del protocolo de intervención con osos

Ejemplar de oso pardo. / ULE

Laciana Digital

Durante dos noches de la pasada semana, un ejemplar joven de oso pardo merodeó por los contenedores cercanos al supermercado Gadis de Villablino. Las imágenes fueron captadas en vídeos que rápidamente corrieron de móvil en móvil. Y durante las dos últimas madrugadas, uno de los agentes de la Fundación Oso Pardo hizo guardia para comprobar si el plantígrado repetía hazaña y disuadirle, pero no fue así ya que, de momento, no ha regresado al lugar.

El presidente de la FOP, Guillermo Palomero, indica que se trata del típico oso joven “que es curioso y no tiene la desconfianza de los osos mayores. Se acerca y merodea por una causa obvia, el olor que desprenden los contenedores rebosantes de basura”. En este sentido ha apuntado a que es importante “recoger diariamente la basura, también en fin de semana, y tener los contenedores cerrados”.

El presidente recordó que la Fundación realizó un estudio sobre osos y basuras en el año 2019, a raíz de una situación similar que se produjo con otro ejemplar que acudía a los contenedores de la zona de Las Rozas. “Es un problema que sucede en todas las poblaciones oseras por lo que enviamos informes a todos para que entiendan cómo hay que gestionar el problema de las basuras”.

En este caso se trata de un ejemplar “que hay que seguir observando. Viene de noche, procedente del monte, atraído por un olor que no debería de existir. Eso hay que arreglarlo”, porque tal y como señala Palomero, “ha descubierto una fuente de alimentos y ahora mismo hay riesgo a que reincida, ya que no sobra comida en el monte”. Apunta, además, a que “tienen que estar también los equipos de la administración”. Al hilo de esto, ha señalado que “ha de haber un equipo formado para intervenir en el momento en el que un oso empieza a tener un compartimiento de habituación”.

Una vez dada esta situación, “hay que intervenir aplicando el protocolo con contundencia y eso es una cuestión de las administraciones. Y en Castilla y León no se está aplicando el protocolo con la contundencia que necesita la situación”. En la Comunidad, recuerda Palomero, “apoyamos a los equipos pero no tenemos capacidad para tomar decisiones e intervenir”. En este sentido, el presidente de la FOP reconoce que “no hay mala voluntad, se han hecho acciones pero falta contundencia. Hay que actuar firmemente para impedir que un oso se habitúe a estas acciones. Son osos jóvenes que encuentran los contenedores repletos de golosinas nutritivas para ellos”, explica.

Palomero ha insistido en que si acude al lugar una tercera noche, primeramente, “hay que dispararle con balas de caucho. Tienen que entender que lo que están haciendo es malo. Hay que castigarles de manera que les duela, pero que no les suponga un daño irreparable, para que cambien el comportamiento porque no queremos osos habituados”. Si con esto no fuera suficiente, el siguiente paso sería colocar al animal un collar emisor provisto de sensor de actividad para que “cuando vayan a liarla estemos preparados para disuadirles”.

Por eso, el presidente persiste en la importancia de “actuar con contundencia al principio. No valen unas palmadas y unos petardos. No nos podemos permitir el lujo de no corregir esto. Son pocos casos pero hay que corregirlos”, concluyó diciendo.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.