Gancedo considera ‘poco ético’ haberse enterado de su cese como presidenta local del PP por los medios

Pide que sean lo afiliados los que finalmente decidan la composición de la junta local del partido
María Antonia Gancedo. / QUINITO

La ex presidenta del PP local, María Antonia Gancedo, afirma que tanto ella como el resto de los miembros de la junta local  no son capaces de entender la decisión que hoy se propone en el comité ejecutivo provincial para la constitución de una gestora, presidida por Neftalí Fernández Barba, hasta la elección de nuevo presidente. Critica que la decisión no haya sido consensuada y el haberse enterado de ella “en plenas fiestas patronales de Ponferrada por los medios de comunicación”, lo que considera “poco ético y serio, ya que no creemos que ese sea el canal de comunicación oficial dentro de la estructura orgánica del Partido Popular”.

“No somos capaces de comprender los motivos que justifican esta decisión ya que no se aprecian graves circunstancias que así lo aconsejen como establece el art. 37.1.E de nuestros estatutos provinciales. Considero que si se hiciera un planteamiento no desde la unilateralidad y si desde el consenso interno de la Junta Local como presidenta hubiera estado dispuesta a dar un paso atrás si el partido hubiera considerado que era lo mejor para sus intereses. Ya que ese consenso no ha sido posible, ruego como afiliada que por lo menos cumplan lo establecido en los estatutos y permitan que sean los afiliados de Ponferrada dentro de los seis próximos meses los que tengamos la última palabra para decidir sobre quienes nos deben dirigir”, añade.

Por todo ello, manifiesta que asume “con tristeza y preocupación”, “la propuesta que pueda ser adoptada en el comité ejecutivo provincial convocado de urgencia con el fin de evitar que se celebrasen una junta local y reunión con los afiliados locales convocadas ya desde el pasado sábado 14 para este viernes 20 de septiembre. Consideramos que estas reuniones en la sede local hubieran sido una oportunidad perfecta para que la dirección provincial se acercará a conocer las sensibilidades que residen dentro del partido local, todas ellas legítimas y democráticas siempre y cuando sean consensuadas”.

En una carta enviada a los medios de comunicación, también trasmite el honor que le ha supuesto ser la presidenta de la junta local y agracede al PP que contara con ella para este puesto y para el de concejala, durante “cuatro difíciles años”. “Cuatro años en los que conseguimos recuperar la alcaldía de Ponferrada para el partido Popular tras una traumática moción de censura, cuatro años en los que mantuvimos un gobierno con sólo siete concejales en contra de todo pronóstico. Un gobierno estable que con todos los defectos que se nos puedan achacar considero que dejo el Ayuntamiento en una situación infinitamente mejor que como se la encontró”, señala.

“Durante años he sido simpatizante y afiliada del Partido Popular, durante cada campaña electoral recuerdo con cariño el trabajo en la sede, el nerviosismo por la espera de los resultados y eso es algo que jamás podré olvidar. Por eso, cuando en 2017 se me propuso para cogiera las riendas del Partido Popular en Ponferrada supuso un grandísimo honor para mí. En aquellas elecciones internas la candidatura de esta junta local salimos respaldados con el apoyo de una gran mayoría de los militantes como así establecen nuestros estatutos nacionales, regionales y provinciales. Por todo ello, quiero dar las gracias a todos aquellos afiliados, simpatizantes y ciudadanos ponferradinos que hicieron posible todo esto. Gracias de corazón”, apostilla.

Finalmente, agradece “a todos los miembros de la Junta local, a mi alcaldesa, Gloria Fernández Merayo así como a mis compañeros de corporación con los que, desde el año 2015 hemos pasado muy buenos pero también malos momentos”. “Sin embargo a todos nos unía la ilusión y el trabajo por hacer una Ponferrada mejor y engrandecer las siglas del Partido Popular. A pesar de todas las dificultades vividas sin duda, volvería a repetir esta experiencia”, concluye.