Google rinde homenaje a la expedición Kon-tiki

Capitaneada por Thor Heyerdahl, demostró que no había razones técnicas para impedir que los habitantes de América del Sur se hubieran establecido en las islas de la Polinesia
Este es el nuevo doodle de Google

 

EBD Los que hoy hayan abierto Google se habrán encontrado con la imagen superior. Y es que hoy, el más célebre de los buscadores, rinde homenaje Thor Heyerdahl, el célebre explorador noruego que capitaneó la expedición Kon-tiki de 1947, que navegó por el Pacífico en una balsa construida con troncos, plantas y materiales naturales de Sudamérica. Navegó 4700 millas desde Perú hasta las Islas Tuamotu. La balsa estaba tripulada por seis hombres: Heyerdahl, Knut Haugland, Bengt Danielsson, Erick Hesselberg, Torstein Raaby y Herman Watzinger.

Esta expedición demostró que no había razones técnicas para impedir que los habitantes de América del Sur se hubieran establecido en las islas de la Polinesia. No obstante, la mayoría de los antropólogos continúan creyendo que (basados en evidencias físicas y genéticas) la Polinesia fue colonizada desde el oeste hacia el este, con migraciones que comenzaron desde el continente asiático.

En la expedición, él y un pequeño grupo fueron hasta América del Sur, donde utilizaron árboles y otros materiales autóctonos para construir una balsa, la cual chocó contra un arrecife en Raroia, archipiélago Tuamotu el 7 de agosto de 1947 después de 101 días de viaje por el océano Pacífico, probando cómo los pobladores prehistóricos podrían haber viajado. La única tecnología moderna que poseían eran equipos de comunicaciones y las cuerdas con que amarraron los troncos. En una de las islas de su destino les dijeron que ellos las habrían amarrado con fibra de coco, pues aguantaba más. Para alimentarse, se proveían de lo que el océano les brindaba. El documental de la expedición, Kon-Tiki (producido por Olle Nordemar), ganó un premio de la Academia en el año 1951. También, fue nominada al Óscar a la mejor película de habla no inglesa en el año 2013 la película basada en esta historia, llamada Kon-Tiki.

“Si me hubieran preguntado a los 17 años de edad si viajaría en el mar en una balsa, habría negado absolutamente esa posibilidad. A esa edad, sufría de fobia al agua”, dijo Heyerdahl.