ESPECIAL EDUCACIÓN

El dueño de los perros que acabaron con la vida de una joven en Zamora se enfrenta a un delito de homicidio imprudente

La delegada del Gobierno confirma que el detenido, que tenía sueltos y solos a siete canes en su explotación, presta hoy declaración ante la autoridad judicial
La delegada de gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones junto al general de División Luis del Castillo y el coronel Pedro Merino ofrecen una rueda de prensa para hablar de los detalles de una operación contra la ciber delincuencia. / Ical
La delegada de gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones junto al general de División Luis del Castillo y el coronel Pedro Merino ofrecen una rueda de prensa para hablar de los detalles de una operación contra la ciber delincuencia. / Ical

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, confirmó este martes que el dueño de los perros que acabaron con la vida de una joven de 27 años de Roales del Pan, en la provincia de Zamora, se enfrenta a aun delito de homicidio imprudente. El detenido prestará hoy declaración ante la autoridad judicial, según indicó Barcones en declaraciones recogidas por Ical en la Comandancia de Salamanca.

Según su relato, “sobre las 18. 20 horas, a día de ayer se recibió aviso de que unos perros habían atacado a una mujer de 27 años, vecina de Roales del Pan, cuando estaba paseando por un camino y le habían causado la muerte”. Hasta el lugar se desplazó la Guardia Civil y se encontró ya allí con los padres de la víctima, que recibieron “la debida ayuda y asistencia psicológica”.

En ese momento, según la delegada del Gobierno en Castilla y León, había sueltos, y sin presencia del propietario de la explotación, siete perros, incluyendo tres mastines, dos perros pastor carea y dos cachorros de menos de un mes, de una perra pastor carea. “Cuatro de los perros están identificados con chip, cartilla y vacunación y el quinto no lo está y está pendiente de estimación de si por la edad del perro tenía la obligación de que fuera así”, aclaró.

Virginia Barcones explicó que, además de prestar ayuda a los familiares, se identificó al duelo de la finca, se desplazó el subdelegado del Gobierno en la provincia, así como la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, que “ya está dilucidando las posibles responsabilidades. Los perros están “en cuarentena” y serán puestos a disposición judicial para que se determine su destino.