F. S. / ICAL lista de espera quirúrgica se redujo en 6.475 pacientes al finalizar el primer semestre, con un total de 25.992 personas, frente a las 32.467 registradas en el mismo periodo de 2016, lo que supone un descenso del 19,9 por ciento. Además, la demora media se recortó en diez días, un once por ciento, hasta situarse en las 80 jornadas. En general, todos los hospitales y 12 de las 14 especialidades mejoraron los datos en un periodo en el que la totalidad de los casos más graves se atendieron en menos de 30 días.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ofreció hoy los datos registrados hasta el 30 de junio, que superan las previsiones de Perycles (Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de Listas de Espera), por lo que confió en que el número personas pendientes de entrar al quirófano al finalizar el año sea inferior a 25.500, al tiempo que señaló que diez de los 14 hospitales de Sacyl ya han alcanzado una demora media inferior a la prevista para diciembre de 2019 -65 días-, si bien el objetivo para 2017 es 71.

En ese sentido, Sáez Aguado remarcó la mejora “importante” registrada tanto en el número de pacientes, como en la demora media, que explicó que reduce a un menor ritmo, debido a la aplicación desde hace dos años y medio del sistema que establece tres prioridades a la hora de ordenar las operaciones. El consejero destacó que los casos con máxima gravedad, 798, se atendieron con una demora media de diez días.

También la rebaja significativa del volumen de enfermos que tenían que esperar más de 180 días, que representan el nueve por ciento, frente al 13,2 por ciento de 2016. Además, el 67,2 por ciento de los de prioridad dos -admite una demora relativa, siendo recomendable la intervención en un plazo inferior a 90 días- fueron operados en menos de tres meses, con una demora media de 89 días y 3.443 pacientes, mientras que el 91,2 por ciento de los de prioridad tres -su patología no genera secuelas- fueron intervenidos en menos de 180 días, con una demora de 81 días (21.751 pacientes).

De la misma forma, el titular de Sanidad también valoró los resultados de los últimos tres meses, es decir, del segundo trimestre en relación al primero, puesto que el número de pacientes en la lista de espera pasó de 29.061 a 25.992, lo que se traduce en un descenso de 3.069 usuarios, con una caída del 10,56 por ciento. También la demora media pasó de 84 a 80 días.

Todo ello, según Sáez Aguado, responde al “esfuerzo” de los profesionales y a los resultados de Perycles, que se aplica desde hace más de un año, que remarcó apuesta por una mayor utilización de recursos públicos, por lo que hizo hincapié en que los conciertos con la sanidad privada solo representó el 2,7 por ciento en 2016. Además, indicó que el 12 por ciento de los quirófanos de la red de Sacyl están operativos por las tardes, con porcentajes que alcanzan el 24 por ciento en algunos centros.

No obstante, apuntó que en los hospitales de Palencia, Medina del Campo, Zamora o Ávila no se aplica porque tienen cifras ya muy bajas de demora media. También aprovechó para recordar que estos datos sobre la espera quirúrgica son más positivos que los difundidos recientemente por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, correspondientes a diciembre de 2016. Además, apuntó que la tasa de pacientes pendientes de operar por 1.000 habitantes es del 11,97 por ciento en Castilla y León, frente al 12,3 por ciento del sistema nacional de salud.

Lista

En cuanto a la lista de pacientes, solo creció un 9,1 por ciento en el Hospital de Palencia, hasta los 755, es decir, 63 más que hace un año. Sáez Aguado aseguró que este centro presenta una “cifras excelentes”, por lo que restó importancia al ligero incremento, que recalcó “no es significativo”. El consejero remarcó la rebaja del 44,2 por ciento del Hospital El Bierzo, con 2.215 pacientes, seguida del Clínico de Valladolid, con una disminución del 41,75 por ciento y 2.213 personas.

También se redujo la lista de espera un 23,7 por ciento Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero (Burgos); un 18,82 por ciento en el de Ávila, con 1.199; un 16,18 por ciento en el Santiago Apóstol, con 544; un 15,63 por ciento en el complejo de Salamanca, con 5.998; un 14,22 por ciento en el de Zamora, con 1.411; un 12,97 por ciento en el de Soria, con 490; un 12,63 por ciento en León, con 3.252; un 10,55 por ciento en el Río Hortega de Valladolid, con 2.466; un 10,47 por ciento en el de Medina del Campo (Valladolid), con 385; un 9,44 por ciento en el de Burgos, con 3.301, y un 5,8 por ciento en el de Segovia, con 1.219.

Por tanto, la lista de espera quirúrgica más abultada es la del Hospital de Salamanca, con casi 6.000 pacientes, lo que supone un 23 por ciento del total de la Comunidad. Le siguió el Complejo burgalés, con 3.301, y el de León, con 3.252.

Demora media

Respecto a la demora media, solo creció en un día en el Complejo Asistencial de Salamanca, que pasó de 126 a 127, lo que supone un aumento del 0,79 por ciento, algo a lo que restó importancia Sáez Aguado, debido a que el número de pacientes pendientes de ser operados se rebajó en 1.111.

También, la demora se mantuvo sin variación en tres hospitales León (61 días), Medina del Campo (36) y Santiago Apostol de Miranda de Ebro (63). Por el contrario, se recortó un 26,1 por ciento en Segovia (48); un 21,8 pro ciento en Soria (25); un 18,6 por ciento en el Clínico de Valladolid (61); un 17,9 por ciento en el Bierzo (133); un 15,1 por ciento en Burgos (67); un 7,79 por ciento en el Río Hortega (71); un 6,5 por ciento en el Santos Reyes (57); un 7,41 por ciento en Palencia (25); un 5,8 por ciento en Ávila (48), y un 3,9 por ciento en Zamora (49).

El consejero destacó que diez de los 14 hospitales presentan una demora media inferior a la prevista en el Perycles, con una posición destacada de Palencia y Soria, que con 25 días pueden ser los hospitales con una menor cifra de España.

Especialidades

Igualmente, 12 de las 14 especialidades también redujeron la demora media de una forma “más o menos importante”, según Sáez Aguado, que destacó el caso de la cirugía cardiaca, con una caída del 45 por ciento, hasta los 27 días y de traumatología, con un descenso del 14 por ciento, hasta los 108 días, que sigue siendo la que presenta la cifra más elevada, seguida de Urología, con 100 días. A cierta distancia se encuentran cirugía plástica (92), angiología o cirugía vascular y cirugía pediátrica (86), cirugía maxilofacial (82), cirugía general y de aparato digestivo (75) y neurocirugía (74).

Las menores demoras medias se contabilizan en cirugía torácica (18), dermatología (23), oftalmología (45), ginecología (51) y otorrinolaringología (66). Además, la lista de espera más elevada se registra en traumatología (7.559), oftalmología (5.011 pacientes) y en cirugía general y de aparto digestivo (4.458). En el lado opuesto se sitúan cirugía torácica (47), cirugía cardiaca (93) y cirugía maxilofacial (178).

Además, de los 15 procesos más frecuentes, la catarata fue el que sumó más casos, 2.049, un 7,88 por ciento, la osteoartrosis, con 1.091 y la artrosis de rodilla, con 828.

Pruebas y consultas

Finalmente, Sáez Aguado recordó que su departamento está trabajando para establecer el sistema de prioridad y homogeneizar la gestión de las pruebas y las consultas, con el objetivo de ofrecer a finales de año datos similares a los de la lista quirúrgica. Además, el consejero de Sanidad apuntó que esta medida se completará con la garantía de que una vez superada la espera máxima, el paciente pueda recurrir a un centro privado.