ESPECIAL EDUCACIÓN

Identificado el cadáver de una mujer víctima de un accidente de tráfico ocurrido en el año 2004 en Carracedelo

La fallecida no portaba ningún tipo de documentación y hasta 19 años después no se ha podido comunicar este deceso a su hijo, que vive en una ciudad de Portugal
Imagen de archivo de la Guardia Civil de León. / GC
Imagen de archivo de la Guardia Civil de León. / GC

La Guardia Civil de León ha identificado el cadáver de una mujer fallecida como consecuencia de un atropello ocurrido en el año 2004. La fallecida no portaba ningún tipo de documentación personal.

El 13 de enero de 2004 se produce un accidente de tráfico a la altura del punto kilométrico 395.650 de la N-IV Madrid- A Coruña en el que resulta fallecida por atropello una mujer, la cual no portaba ningún tipo de documentación. Tras hacerse cargo de las investigaciones la Policía Judicial de la Guardia Civil en León, éstos realizan numerosas gestiones en los meses siguientes con distintos organismos nacionales e internacionales tendentes a la identificación del cadáver, dando todas ellas resultado negativo.

A mediados del pasado año 2022, el Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de León, en su función de revisión permanente de los casos de cadáveres pendientes de identificación en la provincia inscritos en la Base de PDYRH, y tras recopilar de distintas Unidades de Guardia Civil y organismos Judiciales todo lo actuado hasta este momento (Diligencias Policiales, Diligencias Previas instruidas y efectos personales que portaba el cadáver, expediente de autopsia realizado en el Instituto de Medicina Legal de Ponferrada IML, etc), se inician nuevas gestiones tendentes a la identificación de esta persona, entre ellas, la realización de nuevas búsquedas dactiloscópicas de la necroreseña en el SAID (entorno PRÜM) con diversos países Europeos, dando como resultado una posible coincidencia con Portugal (esta nueva búsqueda se realiza en este sistema debido a que con el paso de los años nuevos países se han ido sumando al entrono PRÜM).

Una vez se dispuso de la documentación necesaria remitida por las Autoridades Policiales Portuguesas, se pudo establecer una correspondencia plena entre la reseña dactilar aportada por Portugal y la necroreseña tomada al cadáver el día del accidente, identificándose a la persona fallecida nacida en el año 1960 en Sao Mademe de Infesta –Matosinhos – Portugal.

Finalmente el pasado 13 de febrero de este año y después de diecinueve años sin poder haber establecido la identidad de la fallecida, la Guardia Civil de León pudo contactar telefónicamente con el hijo de la misma, quién se encuentra en la localidad en Oporto – Portugal, comunicándole el fallecimiento de su madre y lugar de enterramiento en el Cementerio Municipal de Ponferrada (León).

En esta investigación han participado el Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Ponferrada (León) y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de León.