El IES Gil y Carrasco gana la Liga de Debate de Castilla y León

El tema a debatir versaba sobre si la vida en el medio rural limita el desarrollo personal y profesional
Alumnos del IES Gil y Carrasco, ganadores de la Liga de Debate de Castilla y León.
Alumnos del IES Gil y Carrasco, ganadores de la Liga de Debate de Castilla y León. / CCyL

Una contienda dialéctica a la altura del espacio que ocupaban: el Hemiciclo de las Cortes. Así se enfrenaron este viernes sobre el ‘ring’ parlamentario los alumnos de los institutos Gil y Carrasco, de Ponferrada, el IESO Las Batuecas, de La Alberca (Salamanca), Legio VII de León, y Alonso Berruguete de Palencia, quienes alcanzaron la final de la VIII edición de la Liga de Debate organizada de forma conjunta por la Fundación de Castilla y León y la Consejería de Educación en las categorías de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato, a la que asistieron el presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán, y la consejera de Educación, Rocío Lucas.

Mientras en Educación Secundaria Obligatoria el triunfo fue para el IES Gil y Carrasco de Ponferrada, que disputó la final con el IESO Las Batuecas, de La Alberca (Salamanca), en Bachillerato la victoria la consiguió el Alonso Berruguete de Palencia, que representará a Castilla y León a finales de junio en Madrid en el debate nacional preuniversitario, que abordará la gestión eficiente de los recursos naturales.

Todos los jóvenes de ambas categorías dieron un ejemplo de una lucha pacífica para defender y refutar los argumentos. Los más jóvenes lo hicieron sobre si la vida en el medio rural limita el desarrollo personal y profesional; y los más mayores, sobre inteligencia artificial.

Capaces de entender al otro

El presidente de las Cortes, Carlos Pollán, defendió “la escucha activa, el pensamiento crítico y el respeto al adversario” y contrapuso la naturaleza de esta iniciativa que pretende “fomentar las habilidades oratorias, la conciencia democrática y los valores parlamentarios del alumnado de la Comunidad, al zasca que parece haberse coronado como argumento último de autoridad”, según manifestó al término de un encuentro en el que también alabó el papel de la “convicción” como lo “más importante” a la hora de articular una tesis. “Sin convicción, un discurso es sólo un envoltorio de buenas intenciones”, precisó.

Por último, el presidente de las Cortes destacó “la labor que se realiza con este tipo de actos y que refrendan el compromiso de la Fundación en el ámbito educativo” y, por este motivo, lamentó “la ausencia de quienes se acuerdan una vez al año para criticar, desde el punto de vista político, el trabajo de la Fundación y de su Presidencia”.

Por su parte, la consejera de Educación, Rocío Lucas, ensalzó la “magia que encierra el ejercicio de la dialéctica para formar opinión” y subrayó la posibilidad de ser “capaces de entender al otro”, más si cabe, dijo, cuando por sorteo se decide antes de empezar la contienda quién defiende cada opción.

Igualmente, definió la Liga Debate como “un enriquecedor ejercicio que huye de los prejuicios y los apriorismos, tan presentes, por desgracia, en el debate público actual”, y la ha utilizado como ejemplo del por qué los alumnos de Castilla y León “son los mejores del sistema educativo español”.

Lucas señaló que para su departamento la Liga de Debate es la “estrella” del programa de Fomento de Lectura, “potenciar empatía, respeto hacia otras opiniones”, y que arrancó en una fase provincial y acaba en las Cortes “para tener la posibilidad de sentirse por un día representantes de los castellanos y leoneses”.

Igualmente, destacó la “alta participación” de esta edición, con casi un centenar de centros de Secundaria y Bachillerato, cifra que “pone de manifiesto el interés que muestran estas iniciativas que cada vez tienen más impacto en el sistema educativo”.

“El desarrollo de conocimientos de lengua, sintaxis, ortografía, pero también que los alumnos sepan expresar su planteamiento, el respeto y escuchar a los demás, y en ese sentido somos un referente a nivel nacional e internacional”. “Vosotros sois el faro en el que se fijan otros lugares del mundo”, les trasladó a los alumnos, minutos antes de conocerse el veredicto del jurado. “Seguiremos fomentando esta medida para que siga siendo un elemento de éxito educativo”, comentó.

A la octava edición del certamen han concurrido un total de 90 centros educativos de toda la Comunidad, 51 para la categoría de ESO y 39 en la de Bachillerato. La fase provincial se desarrolló entre febrero y marzo, mientras que la autonómica tuvo lugar los días 19 y 26 de abril en las propias Cortes, donde se clasificaron los cuatro equipos que pasaron a la final.