El incendio declarado a última hora de la tarde de ayer en el entorno de Las Médulas y que afecta fundamentalmente a zona de matorral permanece activo pero evoluciona de forma favorable, según fuentes consultadas por Ical.

En las labores de extinción se mantienen activos durante la mañana de este jueves un agente medioambiental, tres cuadrillas, una autobomba y una máquina bulldózer. Por otro lado, el fuego, también intencionado, que comenzó a las 19.15 horas en Langre, en el municipio de Berlanga del Bierzo, y con varios focos prácticamente simultáneos, está estabilizado gracias a las tareas llevadas a cabo durante toda la noche. Allí permanecen un agente medioambiental y tres cuadrillas.

En ambos casos la acción de los incendiarios no es nueva, ya que tanto en las proximidades del enclave declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como en Langre en los últimos meses se han registrado diversos fuegos provocados, especialmente en las últimas horas del día cuando los pirómanos saben que se dificulta la acción de los medios de extinción y se impide la participación de las aeronaves en las mismas.