Otro ilustre jugador inscribe su nombre en la lista de grandes campeones que cuentan en su palmarés con el “Ciudad de Ponferrada”, si antes lo habían hecho José Mª Más y el hermano del campeón Adrián (este último en 2 ocasiones), la IV edición se la adjudicó con solvencia Rubén haciendo valer su amplia experiencia internacional.

A los cuartos de final accedieron jugadores provenientes de 6 comunidades autónomas diferentes, 2 madrileños, 2 castellano-leoneses, un vasco, un navarro, un asturiano y un gallego. Rubén firmó la mejor partida de las IV ediciones disputadas realizando las 40 carambolas en 16 entradas con un sensacional promedio de 2,500 y terminando la partida contra Carlos Cortes con 11 de tacada. Alfonso alcanzaba también el 2.000 de promedio venciendo en 20 entradas al Gijonés Benedicto Conlledo. El gallego Manteiga se imponía al jugador local Jesús Antón y el vallisoletano Salva Díez al vasco Javier Jesús Morales.

En semifinales Alfonso estuvo brillante contra Salva Díez, mientras Rubén manejaba su ventaja en el marcador sobre Manteiga. Rubén reservó sus mejores carambolas para la última entrada de la final, donde cerró su gran actuación con una tacada de 9 memorable, en la que solventó varias posiciones difíciles con soluciones muy espectaculares que levantaron al público, terminando a lo campeón.