Num: 5801 | Martes 26 de septiembre de 2018
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Jornada “La despoblación: análisis y respuestas”


ASTORGA (LEÓN), 12 DE JUNIO 2018

 

Buenos días,

Astorga les da a todos Ustedes la bienvenida; centro donde los caminos se entrecruzan, el Camino de Santiago, la Vía de la Plata, el pase a Galicia o el ir y venir hacia León.

Agradecemos y mucho, que hayan escogido nuestra pequeña gran ciudad para reunirse, para dialogar y para ojalá sembrar algo que empiece a fructificar en la próxima década. Nos va mucho en ello.

La despoblación, el invierno demográfico…se enumera de tantas formas una sola realidad: la falta de habitantes en nuestros pueblos, pero también en las cabeceras de comarcas e incluso en las capitales de provincia de la España interior a la que todos pertenecemos.

Vivimos en tiempos de concentración en las grandes urbes donde los seres humanos buscan su oportunidad de desarrollo personal con un trabajo, una vivienda y mejores servicios para sus familias.    Esa corriente social es innegable y, prácticamente, desde nuestras administraciones locales y provinciales, casi imposible de hacer cambiar con los medios actuales.

La misma responde a largos ciclos sociales, políticos y económicos de las sociedades europeas que dejaron atrás modelos de economías agrarias y afrontan, hoy, nuevos ciclos de la cuarta revolución industrial y tecnológica. No nos engañemos, la historia no vuelve hacia atrás, y esa España rural que conocimos ya no es posible, pero hay que pergeñar otra que haga atractiva la vida y el trabajo fuera de las grandes urbes.

El sector primario, señor omnipresente del mundo rural (agricultura y ganadería), se reduce cada día mas merced a la revolución tecnológica, y ha de complementarse con nuevas actividades que se puedan desarrollar en él: la explotación forestal, la gestión y cuidado del medio y los recursos naturales y paisajísticos, nuevos campos de actividad económica en el que los fondos públicos y privados han de ser agentes cooperadores de generación de empleo.

En este sentido aprovecho para reclamar el papel de las cabeceras de comarca, aunque sin sus pueblos las mismas, como Astorga, no son nada. De ahí la importancia de mantener y dotar de mejores servicios de educación, sanitarios, empresas, comercios e infraestructuras de diversos tipos para establecer una cómoda comunicación entre los pueblos y sus cabeceras, y entre estas y sus ciudades.

Que cada vez nacen menos niños, es otra realidad irrefutable. No podemos obligar a las parejas que en su plena libertad deciden tener o no hijos. Pero al menos sí que ayudemos para que la carga económica de una familia con hijos sea menor.

El consenso de los partidos políticos es necesario para abordar este problema que es una responsabilidad de todos. Como ciudadano no entiendo los desencuentros en el mes de mayo de los grupos políticos en el Senado para acordar un documento conjunto frente a la despoblación. Hay que tener más altura de miras y dejarnos de mirar el ombligo por temor al que el del escaño de enfrente acierte y saque rédito político.

Las diputaciones provinciales, cuestionadas por algunos que saben muy poco de la España interior, alejada de las grandes urbes, también se han definido en este asunto, apostando por la generación de empleo como baza principal para frenar la despoblación.

Las entidades locales somos la puerta de entrada a los servicios públicos de los ciudadanos. Por ello afirmo y defiendo una mayor financiación para los Ayuntamientos que, muchas veces tenemos que atender competencias sociales y económicas sin apenas recursos y, lo que es peor, sin soporte legal la mayoría de las veces. La cercanía al problema o al habitante de nuestro municipio que acude a ver a su Alcalde y a su Concejal así no los imponen. Aunque nuestros legisladores de Madrid piensen otras cosas.

No quisiera pasar por alto el tema de las infraestructuras. Recientemente se ha aprobado integrar a Galicia, Asturias y León en el corredor Atlántico. Se corría el riesgo en que muchas e importantes zonas de esa España interior como Valdeorras con El Barco, Monforte de Lemos, Ponferrada, Astorga etc. se quedasen sin una vía rápida de alta capacidad de más de 200 kilómetros hora para personas y mercancías de los puertos atlánticos gallegos a Europa a través de CyL. Era un tren que perdíamos y que gracias al ministro de Fomento saliente y a nuestros presidentes de CyL y de la Xunta de Galicia, que atendieron a la petición de un grupo de alcaldes, insisto, de distinto color político, que se unieron para pedir esa infraestructura, la veremos dentro de unos años.

El desafío está ahí, delante de nuestros propios rostros. Apoyo a la natalidad, Financiación de los municipios en servicios, infraestructuras y empleo: estos son los dos ejes que han de fundamentar, a mi entender, las soluciones a medio y largo plazo de este problema.

Siempre, estamos a tiempo, pongamos nuestros relojes, no los políticos y coyunturales de los 4 años de una corta legislatura, sino el de los ciclos estructurales de una o dos décadas de trabajo, en marcha.   Muchas gracias

Arsenio García Fuertes

Alcalde de Astorga

NOTICIA 03
NOTICIA 01
NOTICIA 07
NOTICIA 08
NOTICIA 02
NOTICIA 06
NOTICIA 09
la encuesta

¿Qué solución sería mejor para erradicar el fenómeno de el botellón?

Cargando ... Cargando ...
NOTICIA 05
la viñeta
NOTICIA 12
NOTICIA 13
NOTICIA 11
NOTICIA 10
NOTICIA 04
© 2018 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.