España y Portugal están en amenaza por la tormenta tropical Ophelia. El fenómeno meteorológico, que se ha formado en medio del océano Atlántico, se acerca a la Península Ibérica y la Agencia Estatal de Meteorología advierte de que es posible que en las próximas horas se  convierta en un huracán de categoría 1.

Durante este viernes y sábado, la tormenta afectará a las zonas marítimas de Azores, Altaír, Josephine y Charcot. Según la agencia, “es muy probable” que el domingo llegue en fase de transición hacia Finisterre, lo que se podría traducir en mala mar y vientos muy intensos.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, espera que en cuanto la tormenta tropical vaya llegando a zonas de aguas más frías como las de Europa Occidental vaya perdiendo fuerza y peligrosidad. No obstante, podría dejar fuertes vientos en el noroeste de la Península y sobre todo en Galicia, Asturias y la cordillera Cantábrica.

“En la costa de Galicia puede haber rachas de viento muy fuertes, superiores a 90 kilómetros por hora el lunes. Hay mucha incertidumbre, pero lo más probable es que se dirija hacia las islas británicas y pasará cerca de las costas de Galicia”, dijo Del Campo. Asimismo indicó que Ophelia afectará a las islas Azores (Portugal), pero su paso será “rápido”, por lo que sus efectos no se notarán durante muchas horas y dejará pocas precipitaciones y no muy abundantes, ya que en su mayoría caerán en el mar.