Num: 6918 | Sábado 16 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La basura que nos invade

Acción simbólica a las puertas del ayuntamiento de Ponferrada para crear conciencia sobre los problemas de arrojar detritos a la calle y al medio ambiente, en especial plástico


5.000 colillas recogidas en las fiestas de la Encina, 100 kilos de basura extraída el pasado domingo del río Sil a su paso por Ponferrada… que la basura, con los plásticos a la cabeza, nos está ‘invadiendo’ es un hecho. Es por ello que esta mañana, un grupo de personas, ciudadanos de a pie, han realizado  una acción simbólica en la puerta del ayuntamiento de Ponferrada con el objetivo de crear conciencia sobre los detritos que se arrojan a la vía pública y a nuestro ecosistema y el problema que eso supone.

De los 8.300 millones de toneladas de plásticos generados por el ser humano desde el inicio de su producción masiva tras la Segunda Guerra Mundial, los científicos indican que 6.300 millones de toneladas son desechos. De ellos, solo el 9% ha sido reciclado, 12% incinerado (por combustión o pirólisis, descomposición a altas temperaturas) y un 79% se acumula en vertederos o en el medio natural, contaminando el suelo.

Además, a nivel mundial, cada año entre cinco y trece millones de toneladas de basuras de plástico terminan en todos los océanos a los que llegan en parte desde los ríos. En el mar, los plásticos no solo contaminan y ahogan a los animales marinos sino que también se van dividiendo hasta alcanzar la dimensión de microplásticos, siendo ingeridos por los peces o moluscos que luego acaban en nuestra mesa.

Por el momento no se ha podido predecir el alcance del daño que causan estas diminutas partículas. Lo que sí se dabe es que los plásticos marinos captan metales pesados ​​y moléculas orgánicas potencialmente tóxicas que también pueden encontrarse en el sistema digestivo de aquellos organismos y que, por tanto, pueden pasar a las personas cuando se alimentan. El siguiente paso ahora es estudiar si los plásticos de menor tamaño, los nanoplásticos, pueden atravesar las membranas de las células del hígado, del riñón o del sistema nervioso.

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.