La campaña de captación de viñedo viejo que en 2013 pusieron en marcha el Banco de Tierras del Consejo Comarcal del Bierzo y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) ha conseguido recuperar desde entonces más de 100 hectáreas de terreno, distribuidas en un total de 409 parcelas, cuya producción se destina a bodegas adscritas a la DO. El préstamo de desbrozadoras a los agricultores que participen en el programa y la implantación de una fianza que funcione como depósito de garantía para los clientes son las principales novedades de este año.

El presidente comarcal, Gerardo Álvarez Courel, explicó que esta fianza pretende “reforzar la confianza” de los propietarios que ceden parcelas para su uso. Los servicios técnicos del Banco de Tierras serán los encargados de valorar si ese dinero debe, al término del contrato, devolverse al arrendatario o invertirse en tareas de limpieza, poda o cuidados de las viñas y del terreno.

En la misma línea, la presidenta del Consejo Regulador de la DO Bierzo, Misericordia Bello, recordó que en la comarca berciana existe “un sentido de la propiedad muy intenso”, por lo que valoró esta iniciativa encaminada a “superar la pereza” que los propietarios de parcelas en desuso pueden sentir a la hora de ponerse en contacto con el Banco de Tierras. “La confianza es fundamental”, insistió Bello.

La otra gran novedad de esta cuarta edición de la campaña será el préstamo de maquinaria agrícola a los cesionarios de parcelas del Banco de Tierras, tanto a los que se dediquen al viñedo como a otros usos. En un primer momento, serán sólo desbrozadoras aunque la intención de la institución comarcal es aumentar el número y la gama de equipos. Además, el sindicato UGT se encargará de impartir un curso en prevención de riesgos laborales para formar a los agricultores en el uso de estas máquinas.

La campaña finalizará en febrero del año que viene, de manera que todas las viñas puedan estar adjudicadas de cara a la poda. Antes, en enero, el Banco de Tierras impartirá un curso de formación en poda y cuidados del viñedo para los participantes de la campaña y las personas interesadas.

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, junto a la presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Misericordia Bello, durante la presentación de la campaña de captación de viñedos que próximamente iniciará el Banco de Tierras. / C. Sánchez

Perfil de los participantes

En cuanto al perfil de propietario que participa en la campaña, Álvarez Courel recordó que suele estar formado por personas de edad avanzada que ya no pueden atender sus cultivos o por los herederos de éstos, que bien por motivos de trabajo o bien por residir lejos de la comarca, tampoco pueden hacerse cargo de las explotaciones, en muchos casos vinculadas a la familia durante generaciones.

Las fincas cedidas se adjudican a “personas con experiencia en el sector” y la producción se destina a bodegas adscritas a la DO Bierzo. Además, explicó Álvarez Courel, crece el porcentaje de jóvenes y nuevos emprendedores que se inscriben en la actividad vitivinícola.

Frenar el abandono

Por su parte, la presidenta de la DO Bierzo, Misericordia Bello, valoró que las anteriores ediciones de la campaña hayan conseguido “frenar el abandono” del cultivo. Bello también se refirió a la naturaleza de “minifundio” de la propiedad de la tierra en la comarca como un obstáculo para conseguir mayores cifras en el cómputo de superficie recuperada.

Al respecto, aseguró que en la pasada asamblea de Consejos Reguladores de España, representantes de otras Denominaciones de Origen pequeñas que sufren el mismo problema elogiaron el papel de “ejemplo” de la campaña impulsada en el Bierzo. “La gente está tomando conciencia de que esto es bueno, pero aún queda mucho por recuperar”, concluyó Bello.

La campaña de captación de viñedo viejo tiene el objetivo de mantener, conservar y recuperar el máximo de superficie de viñedo, paliar la pérdida de viñas productivas en la comarca e incentivar las nuevas plantaciones. Con ello “se pone en valor el patrimonio vitícola de la comarca con más superficie de viñedo viejo en España”, con una mayoría de viñas que superan los 50 años, explicó Álvarez Courel.

En esa línea y según los datos del Banco de Tierras, el 40 por ciento de las 1.114 parcelas en uso del organismo son viñas en producción. Los municipios donde la campaña ha conseguido más influencia son Cacabelos, Arganza, Villafranca del Bierzo, Camponaraya, Ponferrada, Carracedelo, Congosto, Borrenes, Priaranza del Bierzo y Toral de los Vados. La mayoría de contratos se han formalizado según la modalidad de cesión de uso en precario, en la que el único beneficio que obtiene el propietario es que su viñedo esté atendido.

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, junto a la presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Misericordia Bello (I), y la responsable del programa Banco de Tierras, Beatríz Anievas (D), durante la presentación de la campaña de captación de viñedos que próximamente iniciará el Banco de Tierras. / C. Sánchez