La cosecha 2015 de la DO Bierzo recibe una calificación “excelente” por unanimidad del comité de 25 expertos

Técnicos, enólogos y sumilleres coinciden en la "nota" tras una cata de dos Godellos, un rosado y siete tintos Mencía
Cata para la calificación de la cosecha 2015 de la DO Bierzo (César Sánchez)

Los 25 técnicos, enólogos y sumilleres convocados este viernes por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) Bierzo para la valoración de la cosecha del 2015 coincidieron por unanimidad en su calificación de “excelente”. El director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria, Jorge Morro, fue el encargado de leer las conclusiones tras la cata a ciegas realizada por los expertos, que constó de dos blancos Godello, un rosado y siete tintos Mencía.

Por segundo año consecutivo la DO Bierzo se alza con la máxima calificación para sus vinos, mostrando el potencial que tiene esta comarca y los avances realizados en el trabajo de viticultores y bodegueros. Y es que en los últimos diez años ha obtenido esta “nota” de excelente en cinco ocasiones (2005, 2007, 2012, 2014 y 2015) y de muy buena en el resto de añadas. Así, Morro trasladó la felicitación de la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, a los más de 2.400 viticultores, a los 77 bodegueros y a las cooperativas.

“En general, una felicitación a toda la DO Bierzo y a la gente de la comarca, que puede sentirse orgullosa, dando un año más el máximo de estos vinos que cada vez van a tener un mayor potencial en el mercado”, añadió el responsable autonómico que recordó que en el último año, según el informe Nielsen, esta denominación creció en torno al 2 por ciento y con un volumen de negocio que supera los 30 millones de euros.

ICAL328599
César Sánchez

A ello se suman unas exportaciones por encima del 17 por ciento y con salida a terceros países, en la que han contado con el respaldo de las ayudas de la Junta de Castilla y León, que han ascendido a más de 1,7 millones de euros desde 2009. “El Consejo Regulador de la DO Bierzo está haciendo un buen uso de esos fondos”, apostilló Morro, que recalcó que el trabajo de viticultores y bodegueros “no puede ser mejor” y que “nos están acostumbrando mal”. “No debemos perder de vista que el excelente es la excepcionalidad”.

A ese respecto, la presidenta de la DO Bierzo, Miseericordia Bello, bromeó con que “tampoco vamos a sentirnos culpables por tener unos vinos muy buenos” y reconoció que ya esperaban la más alta calificación por los parámetros que ya detectaron en vendimia y en las catas que han realizado a lo largo de estos meses. “Este resultado no nos sorprende”, añadió Bello, que defendió este modelo de cata con expertos, ajenos a la denominación, para darle un “plus” de seriedad y objetividad a la calificación.

Entre los participantes en la cata se encuentran sumilleres de prestigio como el del restaurante El Ermitaño -con una Estrella Michelín-, Marcelino Calvo, o el enólogo Pablo Ossorio, así como miembros del comité de cata de la DO Bierzo y directores técnicos de otras DO como Arribes, Tierra de León, Cigales, Rueda, Arlanza, Valdeorras o Sierra de Salamanca. Precisamente, fue el presidente de la DO Cigales, Pascual Herrera, quien representó al conjunto de expertos para describir las cualidades de esta añada, fruto de una cosecha de algo más de 16 kilos de uva.

“Hacía mucho tiempo que no venía por el Bierzo a tantear como estaban sus vinos y sus variedades y yo la he calificado directamente, en casi la mayoría de mis puntuaciones, de excelente”, reconoció Herrera, que explicó que los blancos elaborados con Godello “estaban en su punto de madurez y frescor”, mientras que el rosado le ha dejado “francamente sorprendido”. En cuanto a los tintos, los calificó de “limpios”, a excepción de uno que estaba “más reducido”.

En esta línea, añadió que los tinto son “muy varietales, muy francos, muy bien de color, muy equilibrados, muy armónicos “. “No se podía hacer otra cosa que poner ceros (máxima puntuación), con una mano o con otra”, recalcó Pascual Herrera, que resaltó sobre todo el avance importante que se ha dado en la comarca desde el punto de vista de la viticultura que, en su opinión, “era la rémora que tiraba de la calidad”. “Se ha saneado la viña, se ha estudiado, ha sabido adaptarse al territorio y el resultado ha sido fabuloso”, apostilló