Num: 7177 | Sábado 2 de julio de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La Diputación adjudica a Cruz Roja el contrato de teleasistencia por 336.600 euros

Con este nuevo contrato, los usuarios del servicio verán reducida ligeramente la cuantía económica que tienen que aportar por cada terminal


ICAL La Diputación de León ha contratado los servicios para la prestación de la teleasistencia por un importe total de 336.600 euros, un servicio que se presta a través de los Centros de Acción Social (CEAS) y que se ha adjudicado a Cruz Roja. El contrato tiene una duración de un año, con la posibilidad de prorrogarse uno más, y está cofinanciado por la Junta de Castilla y León, que aporta el 65 por ciento, y la institución provincial, que se hace cargo del 35 por ciento restante.

Una de las novedades de este contrato es que se reduce el precio por cada terminal, que en 2013 era de 13,33 euros, mientras que este año los usuarios reducirán su aportación, ya que el precio total se sitúa para cada aparato en los 12,75 euros. La institución provincial comenzó a prestar este servicio en el año 1994 y está destinado a todos los ciudadanos de la provincia de León que lo necesiten y que residan en municipios con una población inferior a los 20.000 habitantes.

Se trata de un servicio que facilita la asistencia a los beneficiarios mediante el uso de las tecnologías de la comunicación y de la información, y el apoyo de los profesionales necesarios, que dan respuesta inmediata a situaciones de emergencia, de inseguridad soledad o aislamiento que se pudieran producir. Se dirige, principalmente, a proporcionar seguridad y tranquilidad a personas mayores, dependientes o discapacitadas que vivan solas, que presenten una situación de riesgo y no necesiten cuidados permanentes.

El servicio de teleasistencia garantiza la atención permanente de urgencias 24 horas al día durante todos los días del año, además del apoyo inmediato  y la movilización de los recursos que fuesen necesarios, el seguimiento permanente y personalizado de los usuarios desde la central, al menos con una llamada telefónica cada 15 días, visitas presenciales por profesionales, apoyo psicológico y social y la realización de agendas especiales como citas, medicación la realización de diferentes gestiones.

En 2013 se atendieron en la provincia a un total de 2.000 personas en el área rural. Por lo que se refiere a las alarmas recibidas, el 65,67 por ciento fueron de índole técnica, el 18,20 por ciento de seguimiento, el 6,9 por ciento fueron relativas al funcionamiento del equipo, por pulsación no deseada el 4,60 por ciento, un 1,74 por ciento fueron para hablar, por motivos de soledad, un 1,58 por ciento de asesoramiento e información y el 1,01 por ciento de emergencia sociosanitaria y otras causas el 0,11 por ciento. Respecto a las actuaciones ante estas alarmas, el 74,93 por ciento pudieron ser resueltas desde el propio centro.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.