Num: 6410 | Martes 26 de mayo de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

ÚLTIMOS DATOS SOBRE CORONAVIRUS (COVID-19) EN CASTILLA Y LEÓN

POSITIVOS
25274
FALLECIDOS
1986
ALTAS
8066


Teléfono de atención 900 222 000

MÁS INFORMACIÓN

La economía de Castilla y León crecerá en 2020 entre el 1,5% y el 2%

La incertidumbre marca los pronósticos que van desde el estancamiento del ritmo de crecimiento, a una desaceleración o un mayor dinamismo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en imagen de archivo. / Rubén Cacho

Castilla y León seguirá creciendo en 2020 aunque las estimaciones de los institutos de predicción reflejan el momento de incertidumbre económica que se vive en un contexto internacional marcado por la guerra arancelaria, el brexit y la falta de dinamismo de las grandes economías de Europa, junto a la conformación del gobierno en España o la crisis catalana.

En concreto, los datos varían desde el estancamiento del ritmo de crecimiento que prevé BBVA en el 1,5 por ciento en 2019 y 2020, a una desaceleración desde el 2,2 por ciento del año que acaba al 1,9 por ciento del nuevo ejercicio para Unicaja, o un mayor dinamismo desde el 1,6 por ciento hasta el dos por ciento de Hispalink.

Las estimaciones oficiales del Gobierno autonómico aún no existen a la espera de que haya cuentas estatales y pueda elaborar sus propios presupuestos, pero el consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, ya apuntó a Ical que este año el PIB cerrará con una subida en el entorno del dos por ciento, y el que comienza parece “razonable”, a su juicio, que se sitúe también en esa cifra. Funcas cree que la Comunidad cerrará 2019 en un 1,9 por ciento; al igual que Ceprede.

Manuel Morquillas y José María Calzada, del Equipo de Coyuntura Económica de la Universidad de Burgos, calculan que la economía de la Comunidad creció un 1,7 por ciento en 2019 y se retraerá al 1,6 por ciento en 2020.

Por su parte, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Valladolid e integrante del equipo de Hispalink en la Comunidad, José Luis Rojo, precisó que la Comunidad puede haber cerrado el año en un 1,5 por ciento finalmente, con aceleraciones previstas los dos próximos años cuando se podría llegar a los dos puntos porcentuales de avance.

Caída del empleo

Los expertos de la UBU vaticinaron que empleo avanzará “como ya es tradicional en tasas más bajas” que la economía, del 1,2 y uno por ciento en 2019 y 2020, respectivamente, por el mayor peso relativo del sector industrial manufacturero, más intensivo en capital, y donde la productividad aparente del trabajo (PAT) es más elevada.

Por su parte, José Luis Rojo, advirtió de que la desaceleración de la economía castellana y leonesa “ha tenido y seguirá teniendo”, consecuencias “desafortunadas” sobre el empleo, si bien a “ritmos positivos”. Al respecto, vaticinó que mientras que en el entorno nacional, también en un ambiente desacelerado, el crecimiento anual del empleo se situará entre 1,5 y dos puntos; en la Comunidad “no se alejará del 0,5 por ciento”. “Ciertamente, esta debilidad en el incremento del empleo permitirá disminuciones leves en la tasa de desempleo, en virtud del decrecimiento de la población activa”, agregó.

Escenario de enorme incertidumbre

Los académicos burgaleses indicaron que la desaceleración de la economía castellana y leonesa, “especialmente” en 2019, es la consecuencia de la caída de las exportaciones por la desaceleración de la demanda europea, la debilidad del sector industrial y el menor consumo interno, especialmente el gasto privado de los hogares.

En cuanto a 2020, prevén un ligero repunte de la actividad y el empleo en Castilla y León, aunque estas previsiones están sujetas a un “escenario de una enorme incertidumbre” caracterizado por las tensiones comerciales entre Estados Unidos con China y la Unión Europea, las consecuencias del brexit y los problemas de gobernabilidad de España.

Castilla y León crecerá por debajo de la media de España, dos por ciento y 1,7 por ciento en 2019 y 2020, y generará menos empleo, ya que la media nacional estará en cada ejercicio en el dos y el 1,3 por ciento, según los datos del Banco de España. En este sentido, el diferencial de crecimiento del PIB de Castilla y León en relación con España, explicaron, “se debe principalmente al problema poblacional” de la Comunidad.

La baja densidad de población, la dispersión, el envejecimiento y “inexistencia” de centros de tracción económica, con la “excepción de la capitalidad” hace que la Comunidad “presente menos incentivos para la inversión, especialmente extranjera, que otras regiones limítrofes de España con un mayor dinamismo económico”.

Signos de la desaceleración

Por su parte, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Valladolid e integrante del equipo de Hispalink en la Comunidad, José Luis Rojo, expuso que la economía de Castilla y León presenta “signos de desaceleración en el año que ahora finaliza”, y la pérdida de ritmo, comparada con la cifra estimada por el INE para 2018, se aproximaría al punto porcentual, hasta el 1,5 por ciento.

Las causas de esta contención en el ritmo de crecimiento, dijo, han sido en 2019 de dos tipos, exógenas y endógenas. Por el lado de las causas derivadas de los mercados exteriores, señaló el debilitamiento de la demanda por parte de las economías más vinculadas a la española, en particular de Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, por los cambios arancelarios y la paralización de inversiones por el brexit y otras políticas populistas y nacionalistas.

Por el lado endógeno, apuntó como causas la debilidad de la demanda interna como consecuencia de la contención salarial, la inseguridad laboral, las restricciones al gasto público y la inestabilidad política.

Por lo que se refiere a los años 2020 y 2021, aseguró que serán previsiblemente de ligeras aceleraciones en la economía regional, que podrían acercarse al dos por ciento en el segundo de los años. Parte de este comportamiento derivará de un incremento del valor añadido agrario tras el mal dato de 2019, por lo que la economía no agraria crecería en 2020 hasta el entorno del punto y medio, para acelerar casi medio punto en 2021. La dinámica sería positiva en la industria, mientras que construcción y servicios serán las ramas responsables de esta pérdida ligera de ritmo en 2020.

ROBA PAGINAS MONEY
NOTICIA 02
NOTICIA 04
NOTICIA 03
EMPLEO
ofertas empleo ponferrada
PROGRAMACION TV
Programación TV
NOTICIA 01


NOTICIA 07
NOTICIA 05
la encuesta

¿Cree en la crisis económica tras el coronavirus?

Cargando ... Cargando ...
NOTICIA 10
ADSENSE CUADRADO NOTICIA
NOTICIA 08
NOTICIA 06
NOTICIA 09
© 2020 Grupo Noroeste En Red. Todos los derechos reservados.