El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró este viernes que se intentarán coordinar “todos los intereses” con el fin de que “nadie salga perjudicado” tras la medida recientemente adoptada que obliga a los vehículos pesados a circular por la autopista León-Astorga en lugar de por la carretera N-120. De cualquier forma, el consejero apostilló que el “interés primario” de esta iniciativa es la seguridad de las personas, tanto de los conductores como de los municipios por los que atraviesa esa carretera nacional.

A juicio de Suárez-Quiñones, se trata de una medida “bien acogida” aunque abogó por la prudencia a la hora de ejecutarla por parte del Estado para evitar perjuicios para otros sectores como pueden ser las gasolineras o establecimientos de la vía que deja de ser facultativa dada la obligatoriedad de circular por la autopista.

Tras el accidente mortal registrado ayer en la N-120 en el que fallecía un joven conductor, el consejero explicó que ya se han adoptado medidas para evitar la siniestralidad, la última de ellas esta reducción del tráfico pesado por esta vía con la bonificación del peaje en un 75 por ciento para esstos vehículos, lo que retraerá entre 700 y 900 camiones de circular por las travesías de los pueblos comprendidos fundamentalmente entre León capital y la localidad de Hospital de Órbigo.

Aunque puntualizó que la titularidad de la vía corresponde al Gobierno, Suárez-Quiñones recalcó que la Junta ha participado en la disminución del riesgo y a la hora de colaborar en la seguridad de los conductores y de las poblaciones. “Es una actuación responsable y que hay que tener en cuenta que no es competencia de la Junta intervenir en ello”, añadió. En cuanto a la posible gratuidad total de la autopista, el consejero incidió en que es algo que tendrá que resolver el Estado, porque desde la Junta ya se está colaborando en la mejora de la seguridad, colaborando para eliminar la circulación de la N-120 de los vehículos que suponen “un elemento de tensión en la circulación lenta”, concluyó.