Num: 6918 | Sábado 16 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La lacianiega juzgada junto a su pareja por pornografía infantil asegura que “todo era un juego”

Durante el juicio se aportó un informe psiquiátrico que acredita que el hombre sufre un "trastorno fetichista" y de "personalidad infantil"

Imagen del juicio / Antena 3

Este mismo lunes ha dado comienzo en la Audiencia Provincial de León el juicio, que continuará en la jornada de mañana martes, contra una joven lacianiega y su pareja -segundo entrenador de un equipo de fútbol asturiano- acusados de captación de menores y de su utilización con fines pornográficos, posesión de pornografía infantil y vulneración de la intimidad. Ambos iniciaron una relación amorosa en octubre de 2016 y unos meses después habrían comenzado los hechos que ahora se juzgan.

La acusada habría sido presionada por su pareja para -supuestamente- tomar fotografías íntimas de sus dos hermanas menores de edad: una de ellas con una importante minusvalía psíquica. También habría fotografiado desnudas a sus compañeras de vestuario, ya que la lacianiega era jugadora del equipo de fútbol del que su pareja era segundo entrenador. Las imágenes eran luego enviadas por la propia mujer a su pareja.

Además y según la Fiscalía ambos contactaron con una menor de Gipúzcoa haciéndose pasar por promotores musicales, engañándola para conseguir imágenes de contenido sexual explícito al objeto de grabar un supuesto videoclip. Finalmente, según la denuncia de la afectada, el hombre presumiblemente intentó tener relaciones con la ella.

Fue la acusada quien, finalmente y tras esta denuncia, se presentó el 10 de agosto de 2017 en el Cuartel de la Guardia Civil de Villablino y confesó los hechos, aportando información decisiva y pruebas.

Durante el juicio ambos reconocieron los hechos, si bien han asegurado que se trataba de “un juego de pareja” y desconocían estar cometiendo algún tipo de delito. La pareja está acusada de corrupción de menores si bien se considera que no hubo pedofilia porque no distribuyeron las imágenes. Además, durante el juicio, se aportó un informe psiquiátrico que acredita que el hombre sufre un trastorno fetichista y de personalidad infantil.

El Ministerio Fiscal presentó un acuerdo de conciliación, al que finalmente no se sumó la acusación, en el que rebajaba su petición de pena a seis años en el caso del hombre y cinco en el caso de la mujer, al existir atenuantes por trastornos mentales y confesión. Cabe recordar que en un principio la Fiscalía solicitó un conjunto de 5 años y ocho meses para la mujer y 29 años y tres meses de prisión para el hombre.

La Fiscalía solicita que se establezcan quince años de libertad vigilada para ambos. Pide también un curso de reeducación sexual y que se sometan a tratamiento psiquiátrico, tal y como afirman desde Antena 3. Dado que ambos confesaron los hechos se trata “de dar una segunda oportunidad a estas personas”, asegura el fiscal.

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.