La mitad de los 48 incendios en viviendas atendidos por los Bomberos de Ponferrada a lo largo del año 2017 tuvieron lugar fuera del término municipal, de acuerdo con el balance de actuaciones presentado hoy por el concejal de Seguridad de la capital berciana, Ricardo Miranda, y por el jefe del servicio, José Manuel Valcarce. Una vez conocidos los datos, Miranda adelantó que el Consistorio retomará mañana las negociaciones con la Diputación de León para avanzar en la cantidad que la institución provincial aportará al futuro parque comarcal de bomberos, con el objetivo de conseguir una aportación anual de 500.000 euros.

Miranda valoró que ésa sería la “cantidad adecuada” para prestar el servicio en Ponferrada, aunque no descartó un acuerdo para establecer una cantidad más reducida que vaya aumentando con el paso de las anualidades, así como recibir las aportaciones a través de otros medios que no sean exclusivamente monetarios, como dotaciones para los efectivos del parque. “Hay que dar una solución ya”, concluyó el concejal, que reconoció que la plantilla está integrada por “pocos efectivos” a los que agradeció que hayan “redoblado esfuerzos”.

En esa línea, el jefe de los bomberos ponferradinos coincidió en señalar que los actuales 33 efectivos conforman una “plantilla muy ajustada”. “Nunca tan pocos han hecho tanto”, explicó Valcarce, que señaló que a lo largo del año se producirán otras cuatro bajas por jubilación en la plantilla. Para compensar esas bajas, el Ayuntamiento incorporará “cuanto antes” a los siete integrantes de la bolsa de empleo y cubrirá las vacantes que puedan producirse convocando “todas las plazas que se puedan”, adelantó Miranda.

En cualquier caso, Valcarce cifró en 40 el número de efectivos mínimos para “garantizar un servicio adecuado a los 30 pueblos del término municipal de Ponferrada”, una cifra que tendría que aumentar hasta las 48 personas para seguir atendiendo al resto de municipios de la comarca.

Tres datos preocupantes

A la hora de presentar los datos, Valcarce quiso centrar su análisis en tres datos que calificó de “preocupantes”. El primero tiene que ver con el aumento en el número global de servicios, que alcanzaron los 849. “Después de diez años de reducciones, hemos vuelto a romper el techo de los 800 servicios”, explicó el jefe de bomberos, que recordó que esas cifras no se daban desde el año 2008. El incremento respecto a 2016 es de 117 actuaciones, casi un 20 por ciento más que el año anterior.

El segundo dato preocupante, a juicio de Valcarce, es el incremento de rescates relacionados con accidentes de tráfico, que pasaron de los 12 registrados en 2016 a los 37 que se produjeron el año pasado, 21 de ellos fuera de Ponferrada. Tras años acumulando reducciones, esta estadística también “saltó por los aires” en 2017, lamentó Valcarce.

Por último, Valcarce insistió en que los servicios prestados fuera del término municipal batieron su récord este último año. Así, si el número de intervenciones en otros municipios de la comarca suele situarse alrededor de los 60 servicios al año, en 2017 se registraron 93 servicios con intervención. “Estamos trabajando casi tanto fuera como dentro del término municipal”, recalcó el jefe de bomberos, que subrayó que “si la tendencia sigue al alza, habrá que ir solucionando los incrementos de plantilla”.

En cuanto a las causas que explican el aumento de estos datos, Valcarce señaló que los efectos de la crisis pueden ser una posible explicación ya que fenómenos como el envejecimiento del parque automovilístico o el menor mantenimiento de las instalaciones de calefacción están asociados a los periodos de dificultades económicas, lo que conlleva un aumento de los accidentes de tráfico y de los incendios en viviendas, respectivamente.

Incremento de incendios forestales

Del resto de datos que aparecen en el balance del servicio de extinción de incendios, destaca el importante aumento del número de fuegos en entornos forestales, que pasaron de 174 a 211. Ese “año complicado” en cuanto a incendios forestales, provoca que los datos globales de incendios aumenten hasta los 375, un 25 por ciento más que el año anterior.

En cuanto a los salvamentos, 2017 se saldó con un total de 82 intervenciones, de las cuales casi la mitad fueron accidentes de tráfico. Los 37 incidentes de este tipo que se atendieron marcan un récord histórico. El año se cerró con un resultado de 55 personas heridas y 12 fallecidas, incluyendo a los que sufrieron accidentes en sus domicilios.

Otras actuaciones como la intervención en inundaciones vieron muy reducida su expresión debido a la sequía que afectó la comarca, mientras que el capítulo de asistencias técnicas registró 18 intervenciones relacionadas con sellados de avisperos o recogidas de enjambres. Estas actuaciones tuvieron lugar después de recibir alertas sobre posibles nidos de avispa asiática (Vespa velutina), que finalmente fueron identificados como avispa europea (Vespa crabro).

Balance de las actuaciones de Bomberos en 2017. / QUINITO