La planta de biomasa que la empresa Forestalia proyecta instalar en el municipio berciano de Cubillos del Sil requerirá de un caudal de 60 litros por segundo para los procesos de refrigeración de las instalaciones. La empresa promotora formuló ante la Confederación Hirográfica del Miño-Sil una solicitud para derivar las aguas del río Sil desde el embalse de Bárcena, según recoge la edición de hoy del Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

A partir de ahora y durante un mes, los particulares u organismos que se consideren afectados podrán presentar, mediante instancia, otras peticiones que tengan el mismo objeto o que sean incompatibles con la solicitud de Forestalia. Por su parte, Confederación advirtió que denegará la tramitación de la petición si durante el proceso se presenta una modificación que suponga un uso de caudal superior al doble del que figura en la petición inicial.