La plataforma berciana contra la violencia machista se ha concentrado este sábado en la plaza de Abastos de Ponferrada para recordar a las 80 víctimas asesinadas por sus parejas o exparejas en España a lo largo de 2017 y también a los niños y niñas que vieron su vida sesgada por el mismo motivo. El colectivo repite esta acción los últimos sábados de cada mes.

El manifiesto que acompaña a cada concentración fue leído en esta ocasión por Saray Arias, que recalcó el deseo de que “no haya más nombres que gritar, más conciencias que azotar, ni más feminismo que reivindicar”. “Ojalá que el año próximo no hiciéramos falta”, manifestó. Además, lamentó que cada asesinato suponga “la vergüenza de todos y de todas”. “Es nuestra vergüenza como sociedad no haberos protegido porque nada de lo que os pasó fue culpa vuestra”, señaló. Las participantes también recordaron a las víctimas resaltando que “toda la culpa es del que os asesinó”.

El colectivo seguirá celebrando estas concentraciones cada último sábado de cada mes del próximo año 2018 para gritar los nombres de todas las mujeres y niñas que sean asesinadas. “¿Morirán otras 80? ¿Morirán más? ¿Alguna menos? ¿Qué número de asesinadas hace falta para que dejemos de gritar solas?”, se preguntaron las representantes de la plataforma, que recordaron que el objetivo de la concentración “no es hacer un cómputo” sino “honrar” a esas mujeres y a sus hijos.