La Policía Municipal de Ponferrada ha procedido en la mañana de este jueves a precintar las instalaciones de ‘El   Jardín de Vikera’ por carecer de licencia de actividad y los permisos necesarios para funcionar como local de celebraciones y banquetes, según ha podido confirmar este periódico de fuentes municipales.

Es la cuarta vez que la Policía precinta este negocio, ubicado en las inmediaciones de San Andrés de Montejos, desde que el Ayuntamiento de Ponferrada tomara la decisión de emprender acciones legales contra él y otros recintos similares que también funcionan sin los correspondientes permisos en el municipio.

La situación de este negocio viene siendo denunciada por la Asociación de Restaurantes del Bierzo, cuya presidenta conseguía recientemente en el Juzgado una orden de alejamiento para el gerente del Jardín Vikera por amenazas y por las pintadas que este realizó en su casa, un asunto por el que el hombre, que reconoció los hechos, está en libertad con cargos.