Num: 7225 | Viernes 19 de agosto de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La Ponferrada de 1930 a través de las fotos de Loty

Durante más de seis décadas, una pequeña habitación de un viejo piso madrileño, convertida en trastero, guardó en secreto una colección de más de 12.000 antiguos negativos de vidrio. En los años 90 se iniciaba la catalogación de las imágenes. Entre ellas, 229 fotos de Ponferrada. León, Astorga y Sahagún. La pista de su autor, Charles Alberty, se pierde en 1936, cuando regresó a Francia. Nunca más se supo de él

Vista parcial sobre el río Sil, una zona de la ciudad ya desaparecida (Foto: Loty. Archivo del ILC)

Vista del Castillo de los Templarios y sus laderas hasta el río en aquel entonces (Foto: Loty. Archivo del ILC)
Vista del Castillo de los Templarios y sus laderas hasta el río (Foto: Loty. Archivo del ILC)

Durante casi seis décadas, una pequeña habitación de un viejo piso del número 39 de la calle Silva de Madrid, usada como trastero, guardó en secreto una colección de más de 12.000 antiguos negativos de vidrio con imágenes de monumentos, edificios civiles y religiosos y estampas costumbristas de España y Portugal, y de otros países como Italia y Argentina, así como del Norte de África.

El piso acogía las oficinas de un comercializadora de soldadura. Su dueño lo compró con aquella habitación de llena de objetos inservibles, y no dio con la colección al completo hasta que se decidió a reformar la estancia. Quiso la casualidad que, en los años 90, la fotógrafa zamorana Yolanda Paramio entrara en contacto con el propietario del inmueble, quien le propuso organizar el material fotógrafico, si bien por aquel entonces nadie sospechaba su valor.

"La colección resultó ser un auténtico descubrimiento para la historia de la fotografía de España", explica la periodista Isabel Barrionuevo, quien fuera la primera en hacerse eco del descubrimiento a mediados de los 90. La colección, bien documentada, había sido abandonada precipitadamente en el piso de la calle Silva por Justín Marie Charles Alberty Jeanneret, fundador y propietario de la Casa Loty, y apodado con el mismo nombre, quien desapareció en 1936.

Plaza de la Encina con la fuente de La Carrasca (Foto: Loty. Archivo fotográfico del ILC)
Plaza de la Encina con la fuente de La Carrasca (Foto: Loty. Archivo fotográfico del ILC)

El Instituto Leonés de Cultura adquiría poco después, en 1996, una pequeña parte de este fondo fotográfico, el correspondiente a la provincia de León, compuesto por 229 imágenes de  Ponferrada, León, Astorga y Sahagún realizadas en los años 20 y en la primera mitad de los 30.

"La Casa Loty, afincada en Madrid, puso su interés fotográfico en la provincia de León poco antes de se perdiera para siempre el rastro de Charles Alberty, su creador", explica Barrionuevo en el libro 'Loty', de la colección Memoria Gráfica de León, editado por la Diputación y el ILC.

En la misma publicación, se hace un repaso de la biografía de Loty, un francés nacido en la ciudad de Besançon el uno de noviembre de 1885, según la partida de nacimiento facilitada por los archivos municipales de Burdeos.

Según este archivo, Loty figura en 1914 como comerciante y fabricante de papeles fotográficos, instalado con su mujer y su hijo en Burdeos. Desde 1921 la mujer, Jeanne Forrat, aparece como cabeza de familia y dueña del negocio, que se mantiene en manos de sus descendientes durante décadas. En la década de los 80 recibe el nombre de Manufacture de Papiers Héliogravure. Jeanne Forrat y Charles Alberty, Loty, se divorcian en 1925 y desde ese momento se pierde el rastro del fotógrafo en Burdeos.

La biografía de Loty, facilitada por la fotógrafa Yolanda Paramio, encargada de rescatar su colección, explica que los primeros contactos de Charles Alberty con el arte se produjeron en su juventud, en París, donde cursó estudios de arquitectura y pintura. En 1918 viajó a España y decidió trasladarse allí seducido por la cultura y los paisajes del país, lo que hizo en 1923, casándose de nuevo, con Concepción López, tras el divorcio de su primera mujer, y estableciéndose en el número 39 de la calle Silva, en el piso donde se halló su gran colección. Allí se retoma su pista.

La entrada en escena de Concepción López es fundamental, pues ésta se implica activamente en el negocio, del que se hace socia. Así nace la Casa Loty, acrónimo compuesto por la primera y última sílaba de los apellidos de sus creadores: Concepción López, representante y editora, y Charles Alberty, comerciante de papeles heliográficos y editor de fotografías.

La Casa Loty nace como un nuevo negocio de material de fotográfico para, posteriormente, ofrecer entre sus servicios novedades como un 'taller de fotografía', una 'imprenta de fotografía'. Finalmente entra en el negocio de las postales, dedicándose Charles Alberty en persona, junto a otros fotógrafos, al arte de fotografiar: el artista formado en París emerge. Al firmarse las fotos con el nombre de la empresa, Loty, el fotógrafo comienza ser conocido por este nombre.

Y entra en el mundo de la fotografía en un momento en el que ésta no era tarea fácil, dado que se realizaba con tan solo dos tipos de cámara, en forma de caja o de fuelle o tela. En ambos casos, y tanto si eran de exposición (con trípode) o instantáneas (en la mano), era necesario cargar las imágenes con la correspondiente placa fotográfica o negativo, vidrios recubiertos en uno de sus lados por gelatina mezclada con bromuro o yodobromuro de plata que después se habrían de revelar también siguiendo un proceso que, visto desde la actualidad, nos parece extremadamente complicado.

En 1936 la Casa Loty cierra y Charles Alberty, con su mujer, regresa a Francia huyendo de la guerra civil. Allí se pierde su pista. Nunca más se vuelve a saber de él.

El Ayuntamiento (Foto: Loty: Archivo fotográfico del Instituto Leonés de Cultura)
El Ayuntamiento y la entonces arbolada plaza. En la esquina inferior derecha se puede apreciar, en blanco, la firma de la casa Loty  (Foto: Loty: Archivo fotográfico del ILC)

Calle del Reloj (Foto: Loty. Archivo fotográfico del ILC)
Calle del Reloj, con un floreciente comercio (Foto: Loty. Archivo fotográfico del ILC)

El castillo de los Templarios (Foto: Loty. Archivo fotográfico del ILC)
Castillo de los Templarios, con su foso cubierto de tierra  (Foto: Loty. Archivo fotográfico del ILC)

Esta entrada tiene 1 comentario(s).

  1. Hay una persona en Ponferrada, quizas mas, que debe de tener un fondo fotografico que de cualquier forma debia de pasar incluso mediante precio (simbolico mas o menos 9 para alguna institucion, el Museo del Bierzo, El Instituto de estudios Becianos,,,,etcc,, Es el fotografo Paco German, fotografo desde que le salieron los dientes y que debe de tener el archivo de su padre, con lo que ya suman una larga temporada, casi un aiglo. Es una idea que considero muy interesante y que seria una pena que se perdiese en una habitacion. A ver si lee esto la alcaldesa

Los comentarios han sido cerrados.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.