El Bierzo en particular y el N.O. de España en general no son las zonas con mayor peligro ni de la Penísula Ibérica, ni por supuesto del Mundo. Por lo que yo se en nuestra comarca el terremoto más espectacular del que se tiene registro histórico nítido y bien documentado, fue el conocido como Terremoto de Lisboa (año 1.755); que sin embargo tuvo su epicentro muy lejos del noroeste de España; pues como es sabido se ubicó al Sur y Oeste de Portugal.

Hace muy pocos días tuve ocasión de asistir en la sede de la Academia de las Ciencias, en Madrid a una conferencia titulada: “Las grades fallas de la corteza terrestre y los terremotos destructivos”. Me hizo especial ilusión porque la impartió un antiguo profesor mío, D. Ramón Capote del Villar, Doctor en Ciencias Geológicas y sin duda uno de los mejores especialistas sobre terremotos que tenemos en España, que además ha investigado en otras partes del Mundo. Yo siento mucho aprecio por todos aquellos que fueron mis profesores-as, quizá porque ahora (“a buenas horas mangas verdes”, como reza el dicho popular) estoy mucho más concentrado en el estudio,…¡¡ que cuando era estudiante¡¡.Si cuando tenía 18 ó 20 años hubiese estado tan pendiente de la geología como ahora, habría sido posiblemente un universitario brillante, pero tenía la cabeza ocupada con otros asuntos. Quizá es así la condición humana, pero bueno “mas vale tarde que nunca”.

Las fallas para un geólogo son como una cuchara para un cocinero. En las minas de la Cuenca Carbonífera Berciana en casi todas las explotaciones había alguna importante, la Falla de Santa Cruz, en Campomanes Hermanos, la de La Silva en Antracitas de Brañuelas, el Salto General, en Minex,….. y así sucesivamente. Pero además estaban otras muchísimas y mas pequeñas que aparecían y desaparecían de improviso causando una gran inquietud en los técnicos, los empresarios y hasta en los picadores. Eran una auténtica pesadilla; pero la minería del carbón ya quedó atrás para mi y otros muchos por ello ahora se pueden ver desde otras perspectivas; por ejemplo desde su relación con los movimientos sísmicos. Aclaro eso si que los movimientos sísmicos que sin duda provocaron en su época las fallas de las minas de carbón bercianas, ocurrieron hace mucho tiempo, posiblemente antes de que existiesen seres humanos en este planeta; pero este es un punto en el que ahora no entraré.

En la conferencia a la que aludí al principio me enteré de la existencia de una base pública de datos sobre las fallas activas de la Península Ibérica. Se denomina QAFI (Base de Datos de Fallas Activas Cuaternarias de Iberia) que está promovida y gestionada por el Instituto Geológico y Minero de España. Consultando esta base y los mapas correspondientes resulta evidente que el N.O. de España y por tanto El Bierzo se ubican en una zona de actividad sísmica poco importante;….pero algo también nos toca. Se trata eso si de una base que hay que manejar con precaución, pues además de las fallas reflejadas pueden existir otras aún por localizar. El Sur y Este de España , así como los Pirineos registran mas actividad; pero en la parte oriental de Galicia (Sarria-Becerreá) también están localizadas algunas de estas fallas y como es de dominio público en los últimos años su movimiento ha sido evidente.

No obstante estas fallas son de lento movimiento (velocidad media, menor de 0,5 mm/año, quizá menos de 0,1mm/año) y por ello son precisos muchos años (períodos de retorno superiores a los de 1.000 años) para que la tensión acumulada en las mismas sea suficiente para hacer que la falla “salte” bruscamente una cierta distancia y de lugar a un terremoto de gran magnitud. En cualquier caso ello no es obstáculo para que en períodos de tiempo menores se produzcan pequeños desplazamiento (de algunos centímetros) que nos den algún que otro susto e incluso que provoquen daños materiales. Si la longitud de rotura fuere de sólo 3 km y un desplazamiento en el plano de falla de 10 cm. por ejemplo, se puede provocar un movimiento sísmico de magnitud 5 en la escala de Ritcher suficiente para causar daños de cierta cuantía. El terremoto de Lorca del año 2.011 tuvo una magnitud de 5,1.El de Sarria-Becerreá de 1997,fue de 5,3.

placas movimientos

Los terremotos se producen porque la corteza terrestre se deforma (como una goma) y tiene una cierta elasticidad. Cuando las dos partes del terreno cortado por una falla se someten a un empuje tienden a desplazarse una respecto a la otra; pero el rozamiento hace que no sea un movimiento suave (como cuando deslizamos muy lentamente una mano sobre otra ambas bien engrasadas).A menudo ese deslizamiento se ve frenado por el rozamiento y entonces grandes volúmenes de rocas se ven empujados y a la vez trabados. Se deforman mas o menos hasta que el empuje al que están sometidas vence al rozamiento y grandes volúmenes de roca se desplazan de modo brusco algunos centímetros o varios metros. Es algo similar a lo que ocurre si comprimimos un muelle mas y mas y luego se estira bruscamente o intentamos tirar de algún objeto que está trabado. Este brusco desplazamiento (que puede durar algunos segundos e incluso más de un minuto) empuja el terreno anexo en todas direcciones y en el mismo se producen ondas sísmicas (pueden ser como las de una superficie del agua y también ondas de vaivén en el suelo y de otros tipos). Parte de la vibración se produce porque como una goma, el terreno al producirse la rotura vuelve a su posición original, como cuando una rama se rompe tras doblarla. El gran terremoto de San Francisco del año 1906 se produjo a consecuencia de un brusco desplazamiento del terreno (salto de falla) de entre 4 y 6 m. en una longitud de varios kilómetros.

Hay muchos fenómenos cotidianos que son terremotos en muy pequeña escala: por ejemplo si damos un puñetazo en una mesa (se puede hacer la prueba colocando sobre la misma un vaso con agua o migas).

Las fallas se mueven a saltos (no de modo continuo) y cuando hay un terremoto no tiene por qué desplazarse toda la falla. El terreno no es totalmente rígido insisto. Hay partes que tras un terremoto se descomprimen y a su vez hacen comprimirse a otras adyacentes, con lo que ya se está preparando el terreno para el siguiente. La corteza terrestre en grandes áreas (toda la P. Ibérica por ejemplo) está siendo comprimida, en este caso por el empuje de la Placa Africana, que se nota sobre todo en el Sur; pero también en menor medida en el resto. Es como si un automóvil choca de frente. El efecto es mayor en la delantera pero también se deja sentir en otras partes. El mecanismo que genera los terremotos es cíclico. En una primera parte hay empuje que es frenado por el rozamiento a lo largo del plano de falla, en una segunda se vence ese frenado y produce el terremoto.

PonferradaS

EL CASO DE EL BIERZO

La actividad sísmica registrada en los últimos años en el las cercanías del Bierzo ha tenido algunas consecuencias positivas desde el punto de vista de la investigación científica de la sismicidad en nuestra tierra. Esta circunstancia promovió por ejemplo la instalación de una red de vigilancia sísmica nueva (entre 1999 y 2002) denominada GASPI que detectó en la zona de Sarria-Becerreá mas de 500 sismos, aunque creo que en su práctica totalidad imperceptibles para la población, es decir de magnitud inferior a 3 en la escala Ritcher. Las universidades de Oviedo y Barcelona han realizado alguna publicación interesante al respecto. En la Red he localizado muy recientemente uno en el que figuran numerosos e interesantes mapas en los que se aprecia como varios de esos movimientos se han detectado en el entorno de Ponferrada, al Norte, al Sur al Este y por supuesto al Oeste. El trabajo se titula. “Actividad sísmica en el noroeste de la Península Ibérica, observada por la red sísmica local del Proyecto GASPI (1.999-2.002)”.Sus autores son C.López-Fernández;J.A.Pulgar;J.M.Glez.-Cortina, J.Gallart, J.Díaz y M.Ruiz.

No he realizado aun un estudio detenido de esta publicación (es del año 2.004); pero como una imagen vale  más que mil palabras, inserto un mapa (en blanco y negro) tomado de este trabajo en el que aparece Ponferrada y la ubicación de los epicentros de los terremotos detectados en sus proximidades. También inserto un mapa de toda la Península Ibérica (en color) tomado de la base de datos QAFI. Es evidente que las fallas activas mas próximas al Bierzo se hallan en la zona de Sarria-Becerreá. No se si en superficie y a simple vista se localizarán bien. Galicia no es precisamente el lugar más apropiado para ver buenos afloramientos rocosos; pero quizá no es mala idea estudiar los mapas geológicos de la zona y hacer una visita geoturística a los puntos por donde discurre alguna de estas fallas.

 

Bembibre 21 de mayo de 2.016

Rogelio Meléndez Tercero