Las estaciones de esquí de la provincia de León podrán inaugurar la temporada casi siguiendo el calendario previsto inicialmente y que fijaba para hoy el arranque de la campaña invernal. La nieve caída en las últimas horas y que este viernes sigue siendo protagonista en la provincia permitirá que mañana abra al público la estación de Leitariegos, en el municipio de Villablino, aunque con apenas dos kilómetros esquiables.

El diputado del área, Miguel Ángel del Ejido, reconoció que está “nevando copiosamente” en las dos estaciones, aunque en la de San Isidro “no hay suficiente nieve” para poder abrir mañana la temporada. Será en función de la nieve que caiga en las próximas horas y la posibilidad de habilitar las pistas lo que permitirá determinar si es posible ofrecer alguna superficie esquiable a los aficionados el próximo domingo o hay que esperar algún día más.

Algo mejor es la situación en Leitariegos, donde a pesar de que tan solo se podrán ofrecer unos dos kilómetros de pistas, la nieve caída sí ha permitido generar más nieve con los cañones y la estación lacianiega comenzará la temporada a tiempo “para quitar el gusanillo de los esquiadores”, declaró el diputado.

Con esta previsiones, y salvo que las condiciones meteorológicas lo impidan, los complejos invernales de la provincia de León estarán operativos durante el próximo puente de la Constitución y la Inmaculada aunque no se prevé que sea con superficies esquiables demasiado extensas por el momento.

Otro enclave turístico de la provincia de León y que también se ha visto afectado por la nieve ha sido la Cueva de Valporquero, en el municipio de Vegacervera, que hoy permanece cerrado al público, una situación que no se descarta que se produzca también en la jornada de mañana, debido a que la carretera de acceso acumula unos 20 centímetros de espesor, lo que dificulta el acceso a la cueva.