Los dos colombianos acusados de cometer catorce robos en  domicilios de ciudadanos chinos en El Bierzo (Ponferrada, Bembibre y Fabero), Valdeorras y Lugo  han aceptado una una pena de cinco años de cárcel, de manera previa al  juicio previsto para este martes en la Audiencia Provincial de León. La Fiscalía solicitaba para los acusados una pena inicial de 11 años.

En concreto, los acusados aceptan  cuatro años de prisión por delito de robo con fuerza en las cosas y un año por blanqueo de capitales, junto a una multa de 3.000 euros, además de correr con los gastos de los daños ocasionados y el pago de las costas. Ambos hombres están en prisión provisional desde 2015. Su abogado pedirá que el tiempo que les resta de condena se les conmute a cambio de la expulsión del país.