Num: 7181 | Miércoles 6 de julio de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

La Magia del Agua | Cascadas del arroyo de los Zancajones

El periplo por las cascadas del Bierzo nos lleva hoy hasta el municipio de Toreno para ver no una, sino tres

Cascada de los Zancajones
Cascada de los Zancajones. / QUINITO

La visita a las cascadas de los Zancajones nos lleva a Toreno y a los vestigios del pasado minero de esta zona del Bierzo. El camino que vamos a recorrer forma parte de la ruta Andamina y conoceremos el arroyo de los Zancajones, que forma tres preciosas cascadas. El recorrido es de unos 4 kilómetros y medio, ida y vuelta, y su mayor dificultad está en el tramo inicial. El resto del trayecto es muy sencillo.

El punto de partida está un poco más adelante del conocido restaurante Salomé, en Toreno, junto a un antiguo cargadero de carbón al que llegaba el mineral procedente de las minas situadas más arriba.

El camino comienza con la ascensión al mirador del Trus, desde donde tendrás unas vistas preciosas de Toreno. Se encuentra a 720 metros de altitud y a él llegaba el carbón que por un cable bajaba en vagones hasta el antiguo cargadero que vimos cuando dejamos el coche.

La mayor parte de la ruta transcurre por una pista de tierra en medio de un robledal. Es una maravilla de paseo, porque no hay desnivel y el paisaje es precioso. Unos metros más adelante nos encontramos con una encrucijada de caminos. Tenemos que seguir el camino de la izquierda para acercarnos a la primera cascada.

Esta es la más pequeña de las tres y, una vez que tomas el camino de la izquierda, enseguida oirás el sonido del agua.

Cascada de los Zancajones
Cascada de los Zancajones. / QUINITO

Después volvemos sobre nuestros pasos para continuar por una escombrera. En esta zona hay un montón de fósiles. El camino entra ahora en un entorno idílico en el que tenemos que atravesar un pequeño puente de madera y un poco más adelante hay arcos formados por las ramas de los árboles. El sendero se vuelve más estrecho y la vegetación más tupida, pero unos metros más allá, después de saltar un tronco, se encuentra nuestra recompensa.

Antes de llegar a la cascada, en la parte derecha, podemos ver los restos de una caseta de la mina. Unos metros más adelante, en la parte derecha del arroyo se encuentra la bocamina de la mina Amalia.

La cascada Debesa, la segunda de nuestra ruta, es preciosa. El agua cae con fuerza sobre un tronco de madera que está tumbado en la parte de abajo.

Cascada de los Zancajones
Cascada de los Zancajones. / QUINITO

 

Continuamos nuestro camino para llegar a la tercera cascada, que podemos ver por la parte de arriba de esta segunda cascada.

Para llegar a ella tenemos que subir por un estrecho camino empinado. Es la más grande de las tres, con una caída de 23 metros de altura. Después de disfrutar de ella desharemos el camino por el mismo lugar por el que hemos ido.

Es una ruta que merece la pena, porque tanto el bosque de robles como el final de la ruta al lado del arroyo son preciosos. El agua proviene de la sierra de Gistredo.

Cascada de los Zancajones
Cascada de los Zancajones. / QUINITO

 

Cascada de los Zancajones
Cascada de los Zancajones. / QUINITO

 

Con la colaboración de Curiositravel.

Esta entrada tiene 2 comentario(s).

  1. Por favor , como persona de este pueblo y amante de estas cascadas , os pediría que no les cambiéis el nombre . Contrastar un poco más , no cuesta nada. Las cascadas se llaman de " los zancayones" y no de" los zancajones". Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.