ESPECIAL EDUCACIÓN

Mañueco avanza la “fiscalidad más baja de la historia de Castilla y León” con un ahorro de 120 millones a los contribuyentes

La Junta desplaza personal a 81 municipios de la comunidad para ayudar a las personas a realizar la declaración de la Renta
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, participa en el acto de presentación de las deducciones fiscales en la campaña del IRPF 2022 para los contribuyentes de Castilla y León. / Ical

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, avanzó hoy que en la próxima Campaña del impuesto de la Renta de las personas físicas Castilla y León abordará la “fiscalidad más baja de su historia”. Con un total de 20 deducciones en diferentes ámbitos, prevén un ahorro de 120 millones de euros a los contribuyentes de la Comunidad solo en este impuesto.

Fernández Mañueco anunció estos datos durante el acto de presentación de la Campaña de la Renta en el medio rural de Castilla y León, celebrado este lunes en Salamanca, de cara su inicio, que tendrá lugar el 11 de abril a través de Internet y el 1 de junio de manera presencial. Un acto que también contó con la presencia del consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, además del alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, y del presidente de la Diputación provincial, Javier Iglesias, entre otras autoridades.

“Nos comprometimos a bajar los impuestos, es una realidad, somos un gobierno útil que cumple, al servicio de las personas de Castilla y León y es algo claro y evidente”, manifestó Mañueco. En concreto, sobre las 20 deducciones, ofrecerán incrementos tanto en el número de deducciones como en el importe, lo que supondrá un ahorro en 40 millones de euros, dirigidos al apoyo de las familias, los jóvenes y el medio rural, además de a las empresas en innovación y emprendimiento.

El presidente ejemplificó en casos reales el ahorro que puede tener un contribuyente en los diferentes ámbitos. Así, una familia residente en el núcleo de Castilla y León y que haya realizado una adopción internacional, podrá deducirse hasta 4.625 euros. En el caso de una familia con un hijo que acuda a una guardería la cuantía a deducir sería de 1.320 euros, mientras que con una declaración individual podría ascender hasta los 2.640 euros, el doble que si se realizara conjunta. Los jóvenes menores de 36 años que hubieran pagado 2.400 euros por el alquiler de una vivienda habitual en el medio rural podrá descontar hasta 600 euros, y un contribuyente que aporte 50.000 euros a una sociedad para proyecto de inversión podrá deducir un 20 por ciento, en este caso, 10.000 euros.

Por otro lado, aplicarán rebajas en los tipos del impuesto de la renta, manteniendo la rebaja de los tipos de otros años, y en este año se sumará una nueva rebaja del 5 por ciento en el primer tramo de la tarifa, pasando del nueve y medio al nueve por ciento “con efectos en la totalidad de todos los contribuyentes”, afirmó. Algo que convertirá a Castilla y León en la “segunda comunidad autónoma con el tipo autonómico más bajo de toda España”, y que permitirá un ahorro adicional de 72 millones. A ello se sumarán otros siete millones adicionales “para compensar las deducciones familiares a las no aplicadas en los ejercicios anteriores”.

Con este total de 120 millones, destinados a “poder ayudar a las familias, empresas y autónomos por la pérdida de su poder adquisitivo”, la Junta marcó su objetivo de “incentivar el ahorro y consumo para apostar por la recuperación económica”. “Estamos situados con las ventajas fiscales más favorables para la natalidad y la protección de la familia, y entre las tres comunidades autónomas con la fiscalidad más favorable para el medio rural, aplicando también la cuarta posición en el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal”, presumió Mañueco.

“Entendemos que así demostramos que es posible una fiscalidad moderada, justa, inteligente, y que la fiscalidad que venimos practicando desde el Gobierno de Castilla y León para ayudar a autónomos, familias y empresas, no es solo una realidad, sino que genera posibilidades ciertas y que demuestra el Gobierno cumple, comprometido con las personas, y que actúa con eficacia siempre a su servicio”, finalizó el presidente regional.

Servicio de ayuda en el medio rural

Por otro lado, desde la Junta de Castilla y León renovaron su compromiso de colaboración con la Agencia Tributaria para facilitar a los contribuyentes la elaboración de la declaración de la Renta. Un servicio que se puso en marcha en 1998 y que se vino llevando a cabo, de manera ininterrumpida, salvo durante la pandemia, hasta la actualidad. Gracias a ello, personal de la administración se desplazará hasta 81 municipios de la Comunidad de manera itinerante para poder ayudar a quienes lo necesiten.

El acto celebrado este lunes en Salamanca contó con la participación de cuatro mujeres, trabajadoras y usuarias de este servicio, que trasladaron su experiencia a las autoridades y trabajadores allí presentes. En sus testimonios destacaron que esta ayuda tiene dos colectivos de usuarios: por un lado, las personas jóvenes con dudas sobre las deducciones, principalmente de apoyo a la familia, que ya habían accedido previamente al borrador pero que aún tenían dudas y, por otro, personas mayores con dificultades al no disponer de medios electrónicos.

Asimismo, destacaron que la bonificación de la cuota del 99 por ciento del impuesto en donaciones aumentó notablemente el traspaso, principalmente de dinero, de las familias a sus hijos, y que ahora pueden hacerlos “cuando más lo necesitan sin esperar a la sucesión”.