Num: 6923 | Jueves 21 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Mañueco destaca la “buena marcha” de la campaña de incendios, con una disminución del 50%

Fernández Mañueco, que ha visitado la zona de la Tebaida berciana, ha destacado la importante labor de las cuadrillas de tierra


El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha comenzado su visita a la Tebaida berciana agradeciendo la labor realizada por las 4.500 personas que forman el operativo de lucha contra los incendios forestales de esta campaña, palabras que ha trasladado a los miembros de la cuadrilla de tierra que realizan tratamientos preventivos y colaboran en la restauración de áreas incendiadas en esta zona, con quienes ha mantenido un encuentro a primera hora.

Allí el presidente se ha interesado por conocer la complejidad de estos trabajos de restauración, que comienzan inmediatamente después de un incendio con la eliminación o retirada de la madera quemada para evitar plagas y favorecer la regeneración natural e iniciar posteriormente la repoblación y ampliar así la superficie forestal. Castilla y León cuenta con 3.500 bosques de utilidad pública y la Junta dispone también de líneas de ayuda para la restauración de montes particulares.

Gracias a estas cuadrillas se realizan trabajos selvícolas en 13.000 hectáreas al año, y durante los doce meses, para la prevención de incendios y la recuperación de montes.

El presidente de la Junta también ha agradecido el enorme esfuerzo del operativo de 400 profesionales que ayer acabaron con el incendio de Gallegos del Río, en Zamora, que este fin de semana devoró en torno a 2.000 hectáreas, la mitad agrícolas y el resto forestal, de matorral y monte bajo principalmente. Asimismo, ha denunciado el carácter intencionado de muchos de estos incendios y ha solicitado la colaboración ciudadana para desenmascarar a sus autores.

A día de hoy, se han registrado este año 630 incendios en la Comunidad, lo que supone un 50% menos que en un año medio. En total se han quemado 4.300 ha forestales, de las cuales unas 700 son arboladas (incluyendo el incendio de Gallegos del Río), también la mitad del año pasado.

En la provincia de León se han registrado 77 incendios, casi la mitad que el año pasado, y que han afectado a 795 hectáreas, lo que supone casi cuatro veces menos.

Un buen ejemplo del esfuerzo de recuperación y repoblación de terrenos afectados por un incendio, realizado por la Junta en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, ha sido precisamente el de Bouzas, ocurrido en abril de 2017, que afectó a ocho localidades del término municipal de Ponferrada, y que devastó 1.100 hectáreas de superficie forestal y altísimo valor ecológico en la Tebaida Berciana.

El presidente ha conocido los efectos positivos de esta restauración. Sobre todo en primera instancia se logró reducir el nivel erosivo y los arrastres en los cauces que amenazaban la vida acuática y las captaciones de agua de consumo humano. Las formaciones vegetales más sensibles al fuego como los bosques de ribera fueron objeto de acciones de forestación. La gran mayoría de la superficie estaba ocupada previamente por robledales y brezales que tienen una gran capacidad de rebrote y tras el paso del fuego retoñan, por lo que la regeneración natural ha sido muy buena.

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.