Num: 6922 | Miércoles 21 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

Mari Paz Martínez: “Fabero va a ser un referente”

La alcaldesa de la villa mira el pasado minero que llegó a dar sustento a más de cuatro mil familias en su municipio con esperanza de que en un futuro el patrimonio minero que le queda sea motor económico de la zona

Mari Paz Martínez, alcaldesa de Fabero. / QUINITO

Mari Paz Martínez lleva más de dos décadas luchando por el futuro de Fabero desde la Casa Consistorial. Primero como edil junto a Demetrio Alfonso, regidor entre 1987 y 2011 y desde 2015 como la primera alcaldesa de la villa que se resiste a morir. Mira el pasado minero que llegó a dar sustento a más de cuatro mil familias con esperanza de que en un futuro el patrimonio minero que le queda sea motor económico de la zona. Sabe que el turismo no va a ser suficiente para frenar la sangría poblacional, que tienen mucho trabajo por delante, pero en esta entrevista a El Bierzo Digital nos cuenta cómo lo hará en los próximos cuatro años de mandato que acaba de arrancar.

Primer de todo, enhorabuena por revalidar, y con mayoría absoluta, la Alcaldía de Fabero. ¿Cómo han sido los primeros días de este nuevo mandato?

Muchas gracias. Una vez superado el proceso electoral, seguimos trabajando en la misma línea que lo veníamos haciendo.Siento mucha satisfacción porque entiendo de los resultados que el pueblo ha visto que hemos trabajado y peleado. Que se haya conseguido mucha o gran cosa quizá ya no ha dependido de nosotros. Además, después de las elecciones vinieron todas las alegrías: la formación profesional, ser el primer conjunto histórico minero… ¡De algo ha servido!

La concesión de estudios de FP fue de las primeras noticias buenas que llegaron al municipio. Llevában peleando prácticamente todo el mandato anterior. ¿Qué va a suponer para Fabero esta incorporación docente?

Fue una enorme alegría tanto para los AMPAS como para el Ayuntamiento porque llevábamos peleando desde 2016. Nuestros jóvenes van a poder seguir formándose en Fabero, que no había formación profesional, y luego para todo el Bierzo creo que es otra oportunidad para formarse en algo que tiene una salida profesional muy importante, dicho por el Incibe.

Estamos hablando de nuevas tecnologías, de redes, es una formación de dos años y que sobre todo tiene mucha salida profesional. Tenemos también alguna empresa instalada aquí para que los chicos puedan hacer las prácticas pero si hay que salir fuera creo que es importante también.

¿Se ha realizado ya la matrícula?

En principio serán unos 10 alumnos y en Ponferrada un número muy importante de alumnos han puesto como segunda opción Fabero. Creo que ya hemos cubierto el cupo mínimo en una primera preinscripción. El máximo serían 30 alumnos. Se va a desarrollar en el Instituto Beatriz Ossorio y al menos creemos que se van a crear dos puestos de trabajo de profesores.

La segunda de las buenas noticias a las que ha hecho referencia es el inicio del trámite para reconocer a Fabero como BIC. 

En el mandato de mi compañero Demetrio Alfonso empezamos a pelear ya no tanto por el BIC si no por el parque temático de la minería. Cuando llegamos nosotros en el año 2015, después de que no se hubiera hecho nada durante cuatro años, nos dejaron muy claro que lo del parque temático de la minería eran fondos Miner y que nos olvidáramos. Nos redirigimos a una nueva expectativa que era que nuestro municipio con raíces y pasado minero tenga futuro también minero. Queremos ponerlo en valor.

Mari Paz Martínez, alcaldesa de Fabero. / QUINITO

De qué manera se puede vivir en el futuro del pasado.

Es complicado querer vivir exclusivamente del turismo en un municipio donde hemos llegado a tener más de 4.000 trabajadores viviendo de la minería. Llegar a ese número es difícil. Lo que pretendemos es poner en valor todo el patrimonio humano e industrial. Tenemos muchos proyectos: el hospitalillo, el Pozo Viejo, el Pozo Julia, ahora el economato, también llevábamos en el proyecto hacer el primer museo de la lucha obrera que va a estar donde los sindicatos, una parte de esa historia también está en los barracones ligada a la memoria histórica…

Con todo ese conjunto trataremos de hacer visitable nuestro municipio y que la persona que venga a Fabero pueda estar perfectamente cuatro o cinco días visitando los diferentes museos, aulas y destinos que tenemos. Ahora se va a sumar el economato de patatero que está ubicado en Lillo pero además tenemos las minas que estaban en Bárcena de la Abadía, la Mina Pacita, con una cooperativa minera, el Museo Etnográfico de Otero, la Gran Corta, que esperemos que en un plazo no se si muy inmediato sea también visitable, y podamos ver las opciones que hemos tenido en la minería.

En las últimas semanas se ha hablado de que el trámite podría tardar en completarse unos dos años.

Más o menos ese es el periodo administrativo pero en estos momentos nosotros ya podemos tener derecho a las subvenciones como Bien de Interés Cultural. Podemos acceder a cualquier tipo de ayuda o subvención que provenga de la Junta de Castilla y León o de cualquier organismo.

Qué es lo más urgente que se plantea hacer el Ayuntamiento para rehabilitar estos espacios.

Necesitamos meter tanto dinero que no sabríamos por dónde empezar. En principio en el hospitalillo hay una primera fase de inversión de unos 40.000 euros para asegurar la cubierta y postear todo aquello que tenga riesgo de derrumbe. Hemos tenido un proyecto de 300.000 euros para musealizarlo y ponerlo en valor y vamos a seguir peleando por él.

Sobre la mesa del nuevo director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León han quedado dos o tres proyectos pendientes. Uno es el Pozo Julia, lo que es el castillete y la máquina que está fuera en el que los mineros tienen que hacer una intervención para eliminar en la mina imagen el espacio de los barrenistas, que lo tienen que cambiar de ubicación porque quieren hacer ese entorno más visible. Hay otra intervención urgente en el economato en la que se va a colocar una lona porque hay una parte de la cubierta que ya está caída y provoca grietas y hay que postear el interior.

Otro de los proyectos inmediatos, que se hará el año que viene, será la adquisición de un tren minero que comunique todos los espacios que tenemos visitables y haga mucho más atractivo venir a visitar Fabero. Hay cinco o seis proyectos que le vamos a seguir dando caña.

En cuanto al Pozo Julia además lo están haciendo cada vez más accesible. ¿Quedan pendientes obras?

Nos habíamos puesto en contacto con la asociación de familiares de personas con autismo porque queríamos hacerlo accesible a ese colectivo, todavía no se han puesto en contacto con nosotros pero sabemos que tenemos que encargar unos pictogramas. Nada más que esté lo pondremos a funcionar. Ya es accesible para las personas sordas a través de un convenio con la asociación de sordos del Bierzo y cada vez que tengamos un grupo que necesite utilizar sus servicios tenemos ese convenio hecho con ellos. Para las personas ciegas lo es a través de audioguias, con distintos idiomas también. Tenemos rampas de acceso para que sea más visitable. Y en la mina imagen los voluntarios han descubierto los raíles, las personas que tengan que acceder con sillas de ruedas o personas con discapacidad física podrán entrar en una vagoneta rail y disfrutar como el resto.

Con todo esto el municipio de Fabero sería visitable durante 4 o 5 días. Ahora mismo habéis puesto en funcionamiento un paquete turístico pionero en la comarca, ‘miércoles de museo y piscina’. ¿Se ha iniciado ya?

Sí, desde este mes de julio, los miércoles. Con ese paquete de museos y piscina lo que hacemos es que por la mañana, en horario a partir de las 10 horas, se puede visitar el Aula Geológica, la Escuela del Ayer, la piscina y a las 18.30 horas se visita el Museo Etnográfico de Otero de Naraguantes, los molinos y una visita nocturna al Pozo Julia. Es algo innovador. Será así hasta septiembre y vamos a esperar a ver cómo funciona y en invierno seguro que sacamos alguna otra historia.

QUINITO

Cambiemos de tercio. Qué proyectos de Fomento y Obras propone para su mandato.

No estamos para grandes obras, lo que estamos es para buscar empleo. Nos vamos a centrar en seguir trabajando sobre el turismo y vamos a trabajar en la búsqueda de alternativas para el empleo. El turismo no va a reabsorber todo el empleo que hemos perdido. Intentaríamos buscar algo que por lo menos genere 50 o 100 puestos de trabajo.

Tenemos un centro escolar, el de Lillo del Bierzo, que está nuevo y creo que se lo he ofrecido a todo el mundo, no sé si me quedará alguien en Europa. Lo cederíamos a cualquier empresa porque además tiene la fibra óptica en la puerta. Así se lo hemos transmitido al Ministerio de Industria, también, para que sea capaz de contactar con las grandes empresas a las que nosotros los pobres de a pie no llegamos.

El Instituto del Carbón y la dirección general de Mina se habían comprometido a que íbamos a ser centro comarcal de transformación de toda la leña y madera que se iba a recoger en los montes de esta zona para transformar en pellets o lo que consuma Forestalia y que iba a generarnos en torno a 20 puestos de trabajo. Vamos a seguir reivindicando eso. Y todas aquellas empresas que se quieran acercar con nuestras limitaciones les pondremos la alfombra roja.

¿Y en Servicios Sociales?

Seguiremos en la misma línea. Vamos a poner en funcionamiento ya el centro de formación. Haremos un convenio con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) y con el Ecyl de la Junta de Castilla y León para hacer cursos de formación que den la certificación profesional en las ramas que podamos trabajar y que nuestra gente en vez de tener que desplazarse para estudiar lo pueda hacer en Fabero.

En Servicios Sociales seguiremos manteniendo las ayudas de emergencia, los contratos de personas en riesgo de exclusión y trabajaremos mano a mano y codo a codo para que nuestra gente sufra lo menos posible.

 QUINITO

 

¿Hay mucha gente que necesita ayuda en Fabero a raíz de la pérdida de puestos de trabajo?

Sí, hay mucha gente que necesita ayuda. Yo voy a poner un ejemplo. Hace unos años concedíamos en torno a 20 o 25 ayudas para la compra de material escolar y libros que da el propio Ayuntamiento. En estos años estamos en torno a los 60 o 70. La situación ha cambiado enormemente. Antes eran trabajadores que vivían bien y podían tener los achuches de cualquier familia. Hoy estamos viendo auténticas situaciones de necesidad con gente cobrando 400 o 500 euros para mantener a una familia.

Tener tres centros geriátricos, dos aquí y uno en Vega, nos supuso una ayuda sobre todo para las mujeres porque el número más importante de mujeres están empleadas en esos tres centros geriátricos. Ha sido un respiro pero no es suficiente.

En otros municipios bercianos se han tomado medidas más drásticas como mantener los comedores escolares abiertos en verano para que los niños al menos tengan un plato de comida al día, ¿eso en Fabero no se está dando?

No, de eso en Fabero no tenemos. Primero porque nosotros lo que queríamos conseguir y que no hemos logrado es que en Fabero se volviera a abrir el comedor con cocinera del colegio La Cortina. Pero sí que es verdad que no hemos encontrado ese tipo de demanda. Si la encontráramos buscaríamos cualquier tipo de ayuda.

Sí que mantenemos la ludoteca y la guardería dando ayudas a las familias monoparentales, a mujeres víctima de violencia de género. En la ludoteca tenemos 30 niños, en la guardería 26 y allí están más o menos atendidos. Muchos van porque las mujeres están trabajando fuera.

En materia de deportes y juventud, qué medidas plantea. 

Creo que deportes funciona muy bien. Además tenemos unas instalaciones deportivas maravillosas: no sólo la piscina climatizada, tenemos la de verano, dos pabellones… Estamos cubiertos también en actividades deportivas, de hecho este mes de julio va a haber un encuentro intergeneracional de bicicletas y ahí estaremos con la bicicleta. Se ha limpiado toda la ruta de las calicatas, estamos intentando que todas las rutas de senderismo sean accesibles porque a la gente le gusta el montañismo y en juventud lo fundamental es intentar arropar a nuestros jóvenes, darles formación.

En el mes de septiembre va a empezar un curso de Garantía Juvenil, que es el primero que nos dan, para menores de 29 años, para conseguir la certificación de Albañilería y preparararlos porque antes el futuro lo teníamos más claro. Los conciertos siempre los demandan, actividades de ocio por la noche… Y luego tenemos el verano cultural con Antonio López, Félix de la Concha, Tomás Bañuelos, con los chicos del Cian que es la beca que más solicitudes tiene en la Complutense… ¡A veces no me da tiempo ni a asimilar las actividades que los concejales programan porque son muchísimas!

Y por si no había actividades suficientes están las fiestas aquí al lado.

Las fiestas es el reencuentro de nuestros vecinos y la verdad que siempre están llenas de actividades, de recordatorio de los años 60, 70, 80, orquestas, correfuegos… Yo creo que son muy completas para todas las edades.

Tenemos la Noche en Blanco el último día de agosto…. Creo que Fabero empieza a ser como Cacabelos, con perdón para los de Cacabelos. Empezamos a tener fiestas en todas partes. Fabero va a ser un referente en Cultura, en Patrimonio… que es lo importante. ¡Y esperemos que en alguna cosa más!

 QUINITO

 

© 2021 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.