Num: 7776 | Miércoles 21 de febrero de 2024

Mentiras que cuentan la verdad

El escritor y periodista berciano Carlos Fidalgo mezcla la vida de los protagonistas de su cuarta novela, ‘El baile del fuego’, con las peripecias de figuras reales como Lorca, Sinatra o Ava Gardner

El berciano Carlos Fidalgo publica su cuarta novela, 'El baile del fuego'
El berciano Carlos Fidalgo publica su cuarta novela, ‘El baile del fuego’

Tras sobrevolar los cielos del éxito a bordo de ‘Stuka’, su anterior libro, el berciano Carlos Fidalgo regresa ahora con ‘El baile del fuego’, una novela histórica en la que el autor retrata el Madrid anterior y posterior a la Guerra Civil en una trama en la que los protagonistas mezclan sus vidas con las de personajes reales. “Yo en esta novela fabulo”, admite abiertamente el escritor y periodista, que abre el libro con una cita adaptada de un dicho tradicional irlandés: “la mitad de las mentiras de este libro son ciertas”.

En ese sentido, por las 300 páginas de ‘El baile del fuego’ desfilan figuras históricas como Federico García Lorca, Rafael Alberti, Miguel Hernández, Ernest Hemingway, Frank Sinatra, Luis Miguel Dominguín o Ava Gardner. “Cuando vienes del periodismo y te pones a escribir novelas en las que hay personajes históricos tienes un excesivo respeto por la verdad”, reconoce Fidalgo, que utiliza en su defensa otra cita de Mario Vargas Llosa, en la que el único Nobel vivo que escribe en castellano asegura que “una novela es una mentira con apariencia de verdad”.

Siguiendo los pasos de Truman Capote, Fidalgo defiende que “lo bueno de la novela es que importa lo verosímil, no lo que es verdad”. “Si ese personaje pudo haber hecho eso y hay un blanco en su biografía que lo permite, ¿por qué no?”, se pregunta el berciano, que admite que la novela “tiene un punto de relato fantástico, de cuento largo de fantasmas”.

Rescoldos de la juventud perdida

Dividida en tres partes, la novela arranca en 1935, en un Madrid que vive los últimos días de la II República y que Fidalgo busca retratar con el mismo amor con el que Eduardo Mendoza plasmó el carácter de Barcelona en ‘La ciudad de los prodigios’ o en ‘La verdad sobre el caso Savolta’. La narración se sitúa en el Club Lyceum, una de las primeras asociaciones de mujeres creadas en España, que celebraba sus reuniones en la Casa de las Siete Chimeneas.

En este ambiente de “incipiente feminismo”, Amalia Quiroga, la mujer protagonista del libro, interpreta al piano un fragmento del ‘Amor Brujo’ de Manuel de Falla, ‘La danza ritual del fuego’, de la que la novela toma prestado el nombre. “Es una pieza con mucha fuerza que en muchas ocasiones se utiliza como metáfora de la historia convulsa de España”, explica el escritor. “Donde otros ponen libros yo he puesto la música”, asegura Fidalgo, que salpica la obra de motivos musicales recurrentes como ‘Summer Wind’, de Sinatra El otro protagonista, Vicente Yebra, está inspirado en la vida real de Vicente Nieto Canedo, que a los 15 años dejó Ponferrada para enrolarse como aprendiz de tipógrafo en la imprenta de el periódico ‘El Socialista’ y en el batallón de artes gráficas que integró una de las columnas de milicianos que combatió en la Guerra Civil. “Quiero trasladar al lector la fascinación que Vicente siente por Amalia”, explica Fidalgo, que utiliza una sinestesia para definir a su personaje como “una pelirroja con pecas incandescentes a la que el pelo le huele a dulce”.

En la segunda parte de la novela, con la Guerra Civil ya finalizada, Vicente parte en busca de su amor perdido en un viaje a Mondoñedo, con escala en Torre del Bierzo y Ponferrada. En estos escenarios las pecas de Amalia se convierten en las chispas que saltan de los frenos del tren correo que en 1944 sufrió la mayor tragedia de la historia de los ferrocarriles españoles o del camión que pierde los frenos bajando hacia la plaza Lazúrtegui de la capital berciana, un suceso dramático que ocurrió en realidad tres décadas después, señala el escritor, que incluye algunos elementos mágicos y se inspira en leyendas urbanas para narrar estos accidente “de una forma distinta”. De la mano de “un narrador del que no te puedes fiar, porque es un mentiroso, pero que de tanto mentir, a veces dice la verdad”, la novela retrata una Ponferrada “sucia, de nieve y carbonilla”, que pocos años más tarde vería estallar la fiebre del wolfram. “Todavía no es la ciudad del dólar pero ya se atisba”, explica Fidalgo, que incluye en esta parte del libro un “sutil homenaje” a César Gavela, autor de ‘El puente de hierro’, “la mejor novela sobre Ponferrada”, según Fidalgo.

En la tercera parte, ambientada en 1953, los protagonistas regresan a un Madrid “que empieza a sacudirse la miseria de la posguerra y las cartillas de racionamiento” y donde el glamour de Hollywood se mezcla con los ambientes más castizos de la capital en bares de la Gran Vía como el Chicote o el Pasapoga. Los rescoldos de las llamas que prendieron en los corazones de los protagonistas en su juventud ya perdida reviven en un nuevo “baile de lo efímero”, simbolizado por unos fotogramas revelados al sol cuyas imágenes se desvelan en un segundo por la falta de fijador.

La mujer como hilo conductor

Con su anterior novela, ‘Stuka’, Fidalgo ganó en 2020 el Premio Letras del Mediterráneo. En ella, el berciano hablaba de la violencia que sufren las mujeres en tiempo de guerra a partir de la historia de este avión siniestro. “Siempre hay un hilo conductor en todo lo que he hecho y aunque en apariencia son novelas muy distintas, ese hilo conductor es la situación de la mujer”, explica el escritor, que busca retratar en ‘El baile del fuego’ el contraste entre el Madrid anterior a la Guerra, donde el feminismo daba sus primeros pasos, con la situación de posguerra, donde la mujer se ha visto reducida al papel de objeto de deseo, personalizado en la figura de Ava Gardner.

Además, aunque en esta narración no se aborda directamente el conflicto armado, el arco temporal de la narración sí incluye el trasfondo bélico de la Guerra Civil. “Posiblemente en alguno de los cielos de ‘El baile del fuego’ pudiera estar volando Heiko Weber, el piloto de ‘Stuka’”, reconoce Fidalgo, divertido. El libro puede encontrarse desde este miércoles en las librerías y supone la cuarta incursión del autor en el género de la novela, tras ‘El agujero de Helmand’ y ‘La sombra blanca’, además de la ya mencionada ‘Stuka’.

El bembibrense también es autor de los libros de relatos ‘El país de las nieblas’ y ‘Septiembre negro’ y sus reportajes en Diario de León merecieron el Premio Cossío de Prensa Escrita de Castilla y León en el año 2019. Además de su labor como periodista y escritor, Fidalgo organiza cursos sobre periodismo narrativo y colabora con varios máster de creación literaria.

El berciano Carlos Fidalgo publica su cuarta novela, ‘El baile del fuego’

El berciano Carlos Fidalgo publica su cuarta novela, ‘El baile del fuego’

ACTUALIDAD DIGITAL IBÉRICA
redaccion@elbierzodigital.com | publicidad@elbierzodigital.com | administracion@elbierzodigital.com


© 2024 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.