La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, quiso manifestar su “tristeza” por la polémica generada por la colocación de imágenes de todos los alcaldes de la capital del Bierzo de los que había registro gráfico. Según la regidora, se ha revisado “escrupulosamente” que esos símbolos, entre los que se encuentran alcaldes de la etapa franquista, no vulneren la Ley de la Memoria Histórica.

En palabras de Merayo, esta parte de la remodelación del Salón de Plenos no supone un homenaje a la dictadura sino que “es un homenaje al pueblo y a la ciudad de Ponferrada. Tampoco la reina Isabel de Castilla fue elegida democráticamente o el Conde de Lemos”. Además, quiso recordar a los ediles de USE Bierzo y Ponferrada en Común, en desacuerdo con la actuación, que “somos el primer Ayuntamiento de España que ha decidido retirar en un Pleno los honores a Francisco Franco. Estamos trabajando codo con codo con la Asociación de la Memoria Histórica. Jamás van a poder acusar a esta corporación de vulnerar ni esta ley ni ninguna”.

“La historia es la que es y la hemos superado. A partir de la Democracia las imágenes de los alcaldes están en color y los de la dictadura en blanco y negro. Donde antes había oscurantismo ahora hay luz, hay libertad. Si algún día yo tengo el honor de que mi fotografía esté ahí no será la fotografía de Gloria Fernández Merayo, será la fotografía de todos los funcionarios, ediles y trabajadores de esta casa”, zanjó.