Num: 7016 | Sábado 22 de enero de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net

El monasterio de San Pedro de Montes sale de la lista roja de Hispania Nostra

En el listado de los elementos del patrimonio histórico español sometidos a riesgo de destrucción o alteración esencial permanecen las iglesias de Santa Lucía de Valdueza, San Pedro de Villarino y de San Bartolomé , así como el Castro de la Peña del Hombre

Monasterio de San Pedro de Montes

Ya es oficial.  San Pedro de Montes sale de la lista roja de Hispania Nostra. Las obras rehabilitación de este monasterio ya tienen licencia y su inicio es inminente; de hecho los trabajos ya han comenzado con el traslado de materiales a la zona. Su proyecto se ha venido realizando desde finales del 2015 con la colaboración del Ministerio de Fomento, Consejería de Fomento y la Real Fundación Hospital de la Reina. La obra se adjudicó a TRYCSA tras un concurso en el que se invitó a tres empresas especializadas.

La intervención tendrá una duración aproximada de 8 meses y generará alrededor de 20 o 30 puestos de trabajo. La rehabilitación es un proyecto elaborado por el arquitecto Eloy Algorri y consiste en la habilitación de la Panda (ala) Oriental del patio del siglo XVIII, construida entre 1745 y 1749.

La intervención alcanza una superficie construida de 1.097 metros cuadrados que, en la actualidad, está calificada como monumento BIC (Bien de Interés Cultural) . Complementariamente, también se impermeabilizará el trasdós de las bóvedas que forman el techo de la antigua cocina del monasterio.

La lista roja

De esta manera, San Pedro de Montes se suma al castillo de Sarracín y a los canales de las Médulas que salían de la  misma lista en 2014. La lista roja es una iniciativa de la Asociación Hispania Nostra, nacida en noviembre de 2007. Recoge aquellos elementos del patrimonio histórico español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores. Los criterios de inclusión en la lista se basan en la importancia histórica y arquitectónica del elemento patrimonial en cuestión y en el riesgo que recaiga sobre él, “considerando no sólo sus valores objetivos sino, principalmente, los subjetivos que la sociedad le otorgue, de conformidad con el significado más actual de Patrimonio”, según explica Hispania Nostra.

En la lista perviven todavía varias construcciones y elementos patrimoniales bercianos. Es el caso de la iglesia parroquial de Santa Lucía de la Valdueza, ubicada en el pueblo del mismo nombre, un lugar abandonado desde los años 70, situado en las cotas más altas de la cara norte de los Montes Aquilianos.

Ubicada sobre un promontorio, con planta de cruz latina, la iglesia aún conserva restos de sus pinturas interiores. Fue construida entre los siglos XIV y XV en piedra caliza “de muy buena calidad y excelente trabajo de cantería, lo que le ha permitido llegar hasta la actualidad a pesar de las inclemencias de tiempo y de faltarle la techumbre y prácticamente toda la estructura de madera después del incendio que se produjo tras el abandono”, informa la web de Hispania Nostra. El edificio constituye la mejor construcción del pueblo.

Iglesia de San Bartolomé y Casa del Cura (ParadeladeMuces.com)
Iglesia de San Bartolomé y Casa del Cura (ParadeladeMuces.com)

También permanece en el mismo listado la iglesia de San Bartolomé y Casa del Cura. Ubicada en Ferradillo, en el municipio de Priaranza del Bierzo, también está en un pueblo abandonado. El origen de la iglesia y su fecha de construcción es desconocido si bien se sabe que la Casa del Cura data de 1782. Tras el abandono del pueblo, en 1976, las imágenes que poseía en su interior se llevaron a la iglesia de la Martina, entre ellas, una imagen barroca de San Bartolomé (la única de madera), una cruz procesional, la cajonería y otros objetos para la liturgia.

Se trata de una iglesia con planta de cruz latina, con espadaña. El edificio posee o poseía  una arquitectura tradicional berciana con paredes de mampostería y espadaña rematada con piedra de sillarejo. El expolio y los derrumbes son sus principales amenazas. Entró en la lista roja el uno de agosto de 2014.

Iglesia de San Pedro de Villarino (asturiense.blogspot.com)

La Iglesia de San Pedro de Villarino entró en la lista el 13 de febrero de 2014 y se halla en muy mal estado. No obstante, ha sido objeto de una primera intervención por parte del Ayuntamiento de Ponferrada en 2015 con una inversión de unos 3.500 euros, para evitar su desplome. Los trabajos consistieron en la sustitución del ladrillo de las escaleras al campanario, la poda y retirada del gran árbol que había caído sobre una de las paredes de la iglesia, el apuntalamiento de esta pared y una de sus vigas -para evitar tanto el derribo de la misma como del techo- y en la instalación de una puerta para impedir el acceso al edificio y preservar sus campanas. También se llevaron a cabo tareas de limpieza alrededor del edificio para mantenerlo a salvo de la humedad y la maleza.

Su construcción es popular, por lo que su estilo no se puede enmarcar con facilidad. “Parece haber sido edificada en el siglo XVII sobre los restos de una iglesia primitiva de origen románico -siglo XIII- de la que sólo se conservaría la portada. Consta de una cabecera cuadrangular y una sola nave, que se remata con una espadaña a la que se accede desde una escalera exterior, mientras que su acceso principal se recoge bajo un sencillo pórtico de madera”, indica Hispania Nostra.

“La portada, único elemento de sillería del conjunto, aún estando revocada, presenta un arco de medio punto liso que queda rodeado por otro arco, de herradura, ligeramente adornado. Por su composición y simpleza, podría encuadrarse a inicios del siglo XIII. El arco de herradura superior debería atribuirse a la falta de técnica de los canteros, y no a influencias estilísticas anteriores” añade. Una de las dos campanas que se conservan, de época tardogótica, con relieves e inscripciones típicos de ese periodo, destaca por su antigüedad.

Castro de la Peña del Hombre (Paradela de Muces)

El Castro de la Peña del Hombre o de Coba de Moura es un asentamiento fortificado típico prerromano situado en la Peña que le da nombre, en Paradela de Muces, pedanía perteneciente al municipio de Priaranza del Bierzo, que data de entre el 400 y el 200 a.c. La ocupación prerromana del Castro ha sido comprobada a través de los hallazgos arqueológicos, habiéndose encontrado estructuras circulares de piedra. En esta pedanía también se halló una espada de lengua de carpa incrustada en una roca que pudo ser fabricada a finales de la edad de bronce.

“El Castro cumplía  funciones de protección y control del paso de personas desde la Meseta hacia Galicia, cuando el río Sil hacía de barrera natural. En época romana, esta función fue asumida por el castillo de Cornatel. Existe la posibilidad, dada la cercanía entre el castro y el castillo, de que se utilizara el primero como cantera para el castillo”, se destaca en la documentación contenida en la lista roja.

El castro ocupa una superficie de unos 700 metros cuadrados.  Fue construido sin argamasa, como se puede ver en los restos de las murallas. Se pueden diferenciar dos grandes áreas: el conjunto defensivo y el interior del castro. El conjunto defensivo  está compuesto por un foso, muralla defensiva de 3 metros de ancho y restos de una torre circular de gran altura. El interior del castro quedan evidencias de viviendas circulares. Tiene un gran foso, por la parte más accesible (incorporado después de su construcción).

Fue objeto de una intervención  en 2012, cuando  un equipo de arqueólogos de la Junta de Castilla y León hicieron pequeñas excavaciones  en diferentes puntos del castro, para constatar su posible origen y dimensiones. En la actualidad está siendo objeto de una segunda fase de excavaciones. La campaña de trabajo se prolongará hasta el día 3 de septiembre, financiada por la Fundación Las Médulas mediante una ayuda directa de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.

© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.