Morala se pregunta “cuántas personas caídas hacen falta para arreglar las calles de Ponferrada”

El líder popular reprocha al alcalde “su desidia con las zanjas que por toda la ciudad dificultan la movilidad de las personas mayores” y son “trampas en las que cae la gente”
El líder del PP visitó el mercado para hablar con los vecinos y revisar el estado de las zanjas. / PP

El portavoz del PP de Ponferrada, Marco Morala, considera que “el alcalde ha sucumbido a su tentación electoralista al acumular obras para el final del mandato, creando un caos de movilidad en la ciudad para los vehículos y el transporte público, dificultando el tránsito de los peatones y llenando las calles de trampas que se están cobrando un número muy significativo de caídas. Se ha convertido en un peligro para la gente con movilidad reducida y los mayores. Solamente cuando lo denunciamos, se pone a tapar algunas de las zanjas. Son innumerables las fotos que han hecho ciudadanos anónimos y que acreditan este peligro, que sería perfectamente evitable con una adecuada planificación y con un poco más de interés y menos de desidia municipal”.

Durante la visita efectuada el pasado sábado al mercado comprobamos la intranquilidad y el enfado de la gente, que pide que sigamos denunciando esta situación para que sigan rellenando las zanjas ante las reiteradas caídas y los muchos tropiezos”, asegura Morala.

Para el PP, “preocupan los neumáticos de los vehículos, pero sobre todo la integridad de los peatones. Hay que hacer una verdadera yincana en coche por parte de los conductores profesionales y no profesionales, como sufren cotidianamente taxis, ambulancias, vehículos de reparto, autónomos, empresarios y comerciantes, pero también sus clientes y todos los vecinos. Al clamor por la modificación de la Zona de Bajas Emisiones se une la protesta por las zanjas y por su combinación con el lamentable estado de las aceras. No es solo que mojen cuando llueve, es que muchas baldosas sueltas en algunos lugares de la ciudad tienen tanta elevación de unas sobre otras, que son una invitación al tropiezo y que al lado de los alcorques evidencian la desidia con el mantenimiento ordinario de la ciudad”.

Impedir la movilidad que los ciudadanos necesitan por una contaminación que no perciben en Ponferrada, llenar la ciudad de zanjas y no arreglar las aceras no es ya un problema de ornato público, sino de verdadero riesgo para muchos ciudadanos. Luego se llenará la boca de decir que quieren cuidar a los mayores, pero ignoran lo más elemental, que es que puedan hacer vivible su propia ciudad y transitable como merecen. Al equipo de gobierno le ha pasado como al reloj de la plaza de la República Argentina, que hace ya tiempo se le ha parado la maquinaria sin que lo reparen y solo marca la hora que a ellos les interesa. Dos veces al día acierta con la hora, como el equipo de gobierno cuando nos escucha y rectifica, las otras horas no cumple su función, como este alcalde”, concluyen desde el PP.

 

El líder del PP visitó el mercado para hablar con los vecinos y revisar el estado de las zanjas. / PP

 

El líder del PP visitó el mercado para hablar con los vecinos y revisar el estado de las zanjas. / PP

Un comentario en “Morala se pregunta “cuántas personas caídas hacen falta para arreglar las calles de Ponferrada”

Los comentarios están cerrados.