Nicanor Sen sostiene que la “extrema derecha” está detrás de la convocatoria de las protestas del campo

El delegado del Gobierno recordó que esas manifestaciones no han sido comunicadas: "Estamos intentado conciliar esta situación"
El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, informa sobre las protestas de agricultores que dificultan el tráfico en la comunidad
El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, informa sobre las protestas de agricultores que dificultan el tráfico en la comunidad. / L. Pérez

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Nicolás Sen, aseguró este viernes que las personas que están detrás de las movilizaciones del campo a través de las redes sociales o WhatsApp guardan vinculación con la extrema derecha, pero consideró que no se traduce en que los miembros de ese grupo vayan a actuar de una manera un otra. “Hay videos y audios grabados de personas que están vinculadas a personas de la extrema derecha: de Vox”, dijo.

A día de hoy, según el delegado, hay ocho solicitudes de comunicación, en la mayoría de los casos de particulares que han convocado movilizaciones a través de grupos de WhatsApp, y apeló a que las mismas se cursen con interlocutores válidos para establecer los trayecto y lugares para garantizar la seguridad y que se desarrollen con respeto a las indicaciones de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado. “Espero que el sector alcance pronto un acuerdo y el hecho ”, resaltó.

Nicanor Sen consideró, además, que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado actúan de manera “muy laxa en la aplicación de la ley” con los agricultores y ganaderos que se manifiestan con sus tractores por las carreteras de Castilla y León, y recordó que esas manifestaciones no han sido comunicadas. “Estamos intentado conciliar esta situación”, advirtió.

También avanzó que la próxima semana se reunirá con los representantes de las organizaciones agrarias a nivel autonómicas, toda vez que el ministro del ramo les facilite la información de los acuerdos que se ultimen en Bruselas. Al respecto, señaló que se espera “llegar a un acuerdo” a nivel europeo.

Por último, instó al Gobierno francés a tomar cartas en el asunto para impedir los ataques que sufren los camioneros españoles al paso por las carreteras galas.