Num: 7142 | Sábado 29 de mayo de 2022
El tiempo - Tutiempo.net
El tiempo - Tutiempo.net
Opinión


Todavía están presentes las imágenes del 1 de mayo, cuando hemos tenido una segunda parte en León y Ponferrada con el 12M. Las pretendidas movilizaciones sociales se han quedado en un mero encuentro de cuatro amigos y el vecino que pasaba por ahí. No nos engañemos. La sociedad no se ha echado a la calle. El hastío, que se sabe llega a límites insospechados como la radicalización de los discursos, el populismo político y la riña electoral más sucia en muchos tiempos; no se ha visto reflejado en el seguimiento de la ciudadanía en calles y plazas que antes sí se llenaban por otros conflictos económicos y sociales.

La culpa no la tienen sólo los sindicatos, que ya no representan a toda la clase trabajadora, sino a una pequeña cantidad embuída en sus asuntos de clase. La causa última es que la propia vida ha cambiado.

 C. Sánchez

Los sindicatos ya son una pieza más asimilada en el sistema. Un engendro diabólico en el que los partidos son gestionados como empresas abandonando las ideologías. Los sindicatos son una prolongación de éstos, cuando ya estamos en otra etapa, en otro estadio de la situación. Su función de velar por los derechos de [email protected] [email protected] todavía puede verse justificado en las grandes empresas, donde sí tienen cierto margen de poder. Pero en España más de la mitad de las personas activas lo son en medianas, pequeñas y microempresas. Los autónomos, grandes maltratados en esta nación, están apartados de las fotos cuando se habla de diálogo social, interlocutores sociales o acuerdos laborales. Los sindicatos tienen mala imagen, mala prensa. Tengo buenos amigos y conocidos delegados sindicales, hay excepciones por supuesto, pero la fama de una lucha ficticia que esconde una forma de vida placentera y lucrativa la tenemos todos en mente con muchos ejemplos que conocemos, empezando por los ayuntamientos. La corrupción del sistema político también llegó al sindical y en todo lo malo se han mimetizado. La gente ya no cree en ellos y no son líderes sociales que convoquen a algo y tengan un seguimiento grandilocuente. Lo hemos comprobado una vez más. En la manifestación contra las condiciones de la Sanidad el miércoles en Valladolid eran medio millar y la mayoría pertenecientes "al aparato". El día 12 casi ni 200 por las calles y plazas de la capital berciana en protesta por esta política salvaje de desguace de una comarca y una provincia que con un potencial de primera se ha relegado a los últimos lugares en todos los registros salvo en el desempleo y la despoblación. Ahí vamos bien, vamos bien...jodidos.

Pero el peor de los enemigos no es el sistema, en términos absolutos. Lo más dañino es el desencanto, la negatividad, el darse por vencidos, tirar la toalla, renunciar ya a luchar. Un dato llamativo es la necesidad, esta misma semana, de poner un teléfono para prevenir suicidio, una lacra que destapa la soledad y tristeza de las personas que habitamos nuestras patrias, la chica y la grande. Es más capaz de movilizar a las masas una cantante de moda, una youtuber, un influencers que cualquier premio Nóbel. Los héroes de nuestros relatos vitales han cambiado. Lo superficial se vuelve importante. El dinero y la belleza exterior son el objetivo para el éxito. El esfuerzo y la voluntad quedan anulados.

Y así hasta los estertores finales de lo que quedará de nosotros si no hay una revolución, un cambio. Estamos en un primer estadio de una revolución digital que cambiará al mundo, las relaciones sociales, la economía y hasta las guerras. Y quien crea que puede mantenerse como siempre en su forma y concepto de vida está abocado a la ruptura con el presente y el futuro. Los manifestódromos son ahora las redes sociales. Por desgracia, sí, por lo deshumanizante, pero es lo que hay.

 

Esta entrada tiene 1 comentario(s).

  1. No puedo estar más de acuerdo con el artículo de Alejandro. Mucho estómago agradecido y muchas manifestaciones que no llevan a ningún sitio y con una presencia, mediática penosa.
    Podríamos aprender (hay más ejemplos) de la huelga del transporte con cierre de carreteras y otras cositas...Pero eso de dar el coñazo aquí, a los que ya sabemos que esto se hunde sin remedio, no parece ser muy efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FIJA DESKTOP
RANDOM DESKTOP
RANDOM DESKTOP
RANDOM DESKTOP
RANDOM DESKTOP
RANDOM DESKTOP
la encuesta

¿Considera que el covid ha dejado de ser una epidemia para ser una enfermedad endémica?

Cargando ... Cargando ...
EMPLEO
ofertas empleo ponferrada
WHATSAPP
Canal Whatsapp El Bierzo Digital
TELEGRAM
Canal Telegram El Bierzo Digital
PROGRAMACION TV
Programación TV
MUJER 4.0
Premios Mujer Bierzo
ROBA PAGINAS MONEY
ADSENSE CUADRADO NOTICIA
© 2022 Actualidad Digital Ibérica. Todos los derechos reservados.