ESPECIAL EDUCACIÓN

El oeste de Castilla y León apuesta por la minería de materias primas críticas

El director general de Minas del Miteco advierte del “riesgo" de pasar de la dependencia de los combustibles fósiles a la de las materias primas críticas
XIX reunión anual del Consejo Superior de Ingenieros de Minas
XIX reunión anual del Consejo Superior de Ingenieros de Minas en León. / P. García

La zona oeste de Castilla y León, que abarca las provincias de León, Zamora y Salamanca, cuenta ya con proyectos de minería de las materias primas consideradas críticas o estratégicas que se encuentran en fase de investigación, “con visos de que en algún momento puedan entrar en explotación”. Además, en Zamora y en Salamanca existen explotaciones en funcionamiento de wolframio, considerado una de estas materias críticas.

Así lo aseguró este martes el director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Alfonso Arroyo González, quien detalló que “para poner en marcha un proyecto minero se requieren tres fases”, que pasan por la elaboración de un proyecto de exploración básica, una investigación avanzada que consiste en hacer sondeos y la puesta en explotación, que ya es la actividad extractora propiamente dicha.

Alfonso Arroyo González hizo estas declaraciones con motivo de la celebración en León de la XIX reunión anual del Consejo Superior de Ingenieros de Minas con directores generales de Industria, Energía y Minas, bajo el lema ‘Recursos minerales y sociedad’, en el que participaron 15 comunidades, la Subdirección de Minas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y la directora del Instituto Geológico y Minero de España, Ana María Alonso.

Una reunión en la que el subdirector general de Minas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Daniel Torrejón, advirtió de la existencia del “riesgo de sustituir la dependencia de los combustibles fósiles por una dependencia de las materias primas críticas, lo que puede hacer fracasar la doble transición ecológica y digital”. Por ello, insistió en la relevancia de generar “una autosuficiencia de las mismas en el territorio español y europeo” para “no tener que depender de otros países con democracias menos desarrolladas”.

Por ese motivo, señaló que el Gobierno de España se encuentra en estos momentos “centrando en la minería de las materias primas consideradas como estratégicas o críticas, como son las tierras raras, el níquel, el litio o el cobalto, es decir, “todo lo que se necesita para los aparatos electrónicos, los aerogeneradores o los paneles solares”.

Para ello, Daniel Torrejón recordó que Ejecutivo central, a través del Miteco, “cuenta con una hoja de ruta de las materias primas sostenibles”, que pretende desarrollar un plan de acción para asegurar el suministro de este tipo de las mismas. Al mismo tiempo, se está modificando la ley de minas, con 50 años, “para adaptarla a los nuevos mandatos de la Unión Europea”, mientras que en Europa se negocia la tramitación del nuevo reglamento para las materias primas críticas.

“Un paso adelante”

El decano presidente del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas, Ángel Cámara, explicó que el objetivo de la reunión es “buscar acciones en común en un sector que está muy necesitado de su intervención”. En este sentido, señaló que Europa “pone permanentemente sobre la mesa” la necesidad de “suministro procesado” de las materias primas críticas o estratégicas, respecto a lo que resaltó que “España es uno de los países más privilegiados”, ya que “tiene recursos muy importantes, quizá los mayores dentro de la Unión Europea”.

Por este motivo, Cámara abogó por “dar un paso adelante” y “hacer un esfuerzo en todos los sentidos”, consciente de que “la minería es un sector que a veces está muy denostado”, a pesar de que “realmente decir que no se quiere minería es lo mismo que decir que se quiere regresar a una época anterior al paleolítico”.