El origen de una deuda que nadie quiere asumir

El crédito de 2,4 millones que el TSJCyL considera ahora que debe pagar el Ayuntamiento fue concedido a la Fundación de Deportes para paliar la escasez de patrocinadores del Mundial de Ciclismo
Glorieta del Mundial de Ciclismo de Ponferrada
Glorieta del Mundial de Ciclismo de Ponferrada. / EBD

El pasado 19 de abril se conoció la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que considera que el Ayuntamiento de Ponferrada debe hacer frente a una deuda de 2,4 millones de euros más intereses con el Banco de Santander, una cantidad que corresponde a la financiación del Campeonato del Mundo de ciclismo celebrado en la capital berciana en septiembre de 2014. Pero, ¿realmente esa deuda corresponde al Ayuntamiento?

Retrocediendo en el tiempo hasta los meses previos a la disputa del Mundial encontramos el origen de ese crédito, solicitado por la Fundación de Deportes de Ponferrada para paliar la escasez de patrocinadores y, por tanto, de financiación para la organización de la prueba. Ante la dificultad de encontrar suficientes marcas dispuestas a poner dinero para el evento y viendo que el tiempo se agotaba, la organización decidió solicitar un préstamo de cerca de 3 millones para cubrir los gastos, confiando en que antes o después aparecerían patrocinadores. Al fin y al cabo, hablamos de un Campeonato del Mundo.

Cabe destacar que dicha decisión no fue vista con buenos ojos desde el departamento de Intervención del Ayuntamiento de Ponferrada, aunque sus informes no eran vinculantes por ser la Fundación de Deportes, registrada como entidad privada, la solicitante de dicho préstamo.

Sea como fuere, los meses pasaron, los patrocinadores no llegaron y el Mundial de ciclismo salió adelante con éxito en lo deportivo y con muchas dudas en lo económico. Entre ellas, quién se iba a hacer cargo del ya famoso crédito, del que había que devolver 2,4 millones de euros al Banco de Santander. Ante esta situación, el gobierno municipal de Samuel Folgueral estableció en 2015 un fondo de 3 millones de euros para la Fundación de Deportes bajo el epígrafe Compensación déficit encomienda de gestión organización Campeonato Mundial de Ciclismo Ponferrada 2014, un dinero que ni su sucesora, Gloria Fernández Merayo, ni posteriormente Olegario Ramón utilizaron para otras partidas en previsión de que el Ayuntamiento tuviera que acabar asumiendo la deuda.

Provisión fondos deuda Mundial Ciclismo Ponferrada

La Fundación de Deportes, creada expresamente para la organización del Campeonato del Mundo de ciclismo y con poca actividad más allá del mismo, sostenía que debía ser el Ayuntamiento quien se hiciera cargo de los pagos, al no contar aquella con fondos suficientes para afrontarlos. El Consistorio, ya en manos de Gloria Fernández Merayo desde 2015, apuntaba por su parte que “el Ayuntamiento no ha firmado ninguna póliza de crédito con el Banco de Santander”, tal y como expresó la entonces responsable de Hacienda, Amparo Vidal. En ese momento (2016), la entidad bancaria ya había puesto el cobro de la deuda en manos de los tribunales.

Adiós a la Fundación de Deportes, pero la deuda sigue ahí

En octubre de 2016, el pleno del Ayuntamiento de Ponferrada anuló los acuerdos de la sesión plenaria del 29 de agosto de 2014 y dos juntas de gobierno de ese mismo año (con Samuel Folgueral como alcalde) en las que se acordaba que sería el Consistorio quien en último término hiciese frente a las deudas contraídas por la Fundación del Deporte de la capital berciana a causa de la organización y celebración del Mundial de Ciclismo. La decisión contó con los votos favorables de PP, PSOE, Coalición por el Bierzo, Ciudadanos y Ponferrada en Común y la negativa de USE Bierzo y el PRB. Folgueral llevó esta decisión a los tribunales, pero su recurso fue desestimado.

También durante el mandato de Fernández Merayo se empezaron a dar los primeros pasos para la disolución de la Fundación de Deportes, que se concretaría en el siguiente, con Olegario Ramón ocupando la alcaldía, momento en el que el Banco de Santander comenzó a señalar al Ayuntamiento como responsable de la deuda.

Tras la extinción definitiva de la Fundación de Deportes, el gobierno municipal encabezado ya por Olegario Ramón (PSOE) recibió en 2022 la primera sentencia al respecto, que desligaba al Ayuntamiento de la Fundación y, por tanto, del pago del crédito. No obstante, ante la posibilidad de recurso por parte del Banco de Santander, se decidió no tocar la provisión creada para tal efecto, que todavía está en las arcas del Ayuntamiento.

El, por ahora, último capítulo de esta historia llegó con la sentencia del TSJCyL aceptando el recurso del Santander y señalando al Ayuntamiento de Ponferrada como responsable de una deuda contraída por una Fundación de Deportes que ya no existe para garantizar la organización de un Mundial de ciclismo que sigue coleando casi diez años después, y no necesariamente para bien.

2 comentarios en “El origen de una deuda que nadie quiere asumir

  1. Ahora el pufo para los ponferradinos. Algo que ya se veía que no era rentable y por eso nadie quería organizar este mundial de ciclismo.
    Pero aquí unos cuantos se lucraron, esos deberían pagar la deuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.