Pazo do Castro: belleza cercana para celebrar vuestro día más especial

Con un servicio de máxima calidad e instalaciones para acoger todo tipo de eventos, este monumental edificio en el valle del Sil recibe cada vez con más antelación reservas para bodas, jornadas de empresa, comuniones y otros grandes eventos

Seis arcos de piedra roja sostienen la fachada, blasonada con la huella heráldica de los Flores y los Losada, creando el amplio soportal del Pazo do Castro. Es la estampa que se alza en esta histórica zona del entorno de O Barco de Valdeorras, en la que destaca este monumental edificio del siglo XVII, que en esta centuria actual es hotel-restaurante de cuatro estrellas. La pericia de sus responsables permitió que el máximo respeto a la personalidad de esta joya arquitectónica sea hoy compatible con la actividad hotelera, hostelera y de celebraciones al nivel más exclusivo.

 

Situado a algo menos de 40 minutos de Ponferrada y a poco más de media hora de Villafranca del Bierzo y Cacabelos, el Pazo do Castro es uno de los establecimientos más solicitados de la zona. Se ha convertido en el espacio elegido por muchas parejas para albergar la celebración de su día más especial. Sus treinta y cuatro habitaciones (cuenta, por supuesto, con una suite noble pero también con estancias hasta cuádruples), sumada a la facilidad que da su cercanía, son varios de sus muchos activos para celebrar y acoger a los invitados de una boda.

Pero a medida que el Pazo do Castro va siendo más conocido, se multiplica el interés en él para todo tipo de eventos: comuniones u otras numerosas comidas o cenas disfrutan también del elegante porte de sus comedores y del bienestar alegre y tranquilo de sus jardines, del mismo modo que las instalaciones deportivas de las que dispone este hotel y su piscina y relajante spa lo vuelven una opción de éxito infalible para las grandes reuniones de empresa.

Pazo do Castro: un lugar perfecto para tu boda

Un magnifico palacio en pleno valle del Sil exige un nivel de servicio óptimo y esto es lo que los visitantes obtienen en el hotel-restaurante de cuatro estrellas Pazo do Castro. Pero cuando se trata de eventos, todos sus salones, jardines y demás espacios florecen si cabe todavía más. Esto es debido al cuidado con el que el equipo del Pazo do Castro enfoca su trabajo a la hora de organizar bodas y otros eventos.

 

Para un espacio tan especial, mimetizarse con lo que los novios desean no es una tarea fácil. Años de experiencia y miles de horas de trabajo son la garantía de quienes buscan el lugar de sus sueños para su día de bodas y eligen el Pazo do Castro. Cada detalle (la decoración floral, minutas personalizadas, meseros, fundas y lazos…) está estudiado al detalle. La calidad del menú queda fuera de toda discusión cuando uno se sienta a disfrutar de Valdeorras y, como no podía ser de otra manera, el menú se personaliza para aquellos comensales que tienen alguna preferencia, alergia o intolerancia.

La conexión con Ponferrada y el resto del Bierzo es rápida y segura pero además el hotel cuenta con una capacidad de acogida gracias a sus 32 habitaciones y tarifas especiales para los invitados al enlace tanto para su pernoctación como para el servicio de spa. La noche de bodas en la suite el Pazo do Castro será una invitación debida de la casa a los nuevos esposos.

Dotaciones perfectas para un evento de empresa muy cerca de Ponferrada

Con una capacidad hotelera considerable y un óptimo nivel de restauración, el hotel Pazo do Gozo, de cuatro estrellas, combina la arquitectura palaciega del siglo XVII con un servicio eficaz y atento que consigue que cada evento realizado en él brille con su máximo esplendor y desarrolle todo su potencial.

Bodas, comuniones y todo tipo de comidas familiares tienen en este entorno monumental una perfecta propuesta para que esas celebraciones tan especiales queden en la retina y en el álbum retratadas de manera inmejorable. Pero el dinamismo del equipo del Pazo do Gozo y su permeabilidad a lo que el cliente y el usuario busca lo ha puesto en el mapa como una opción con pocas alternativas a su nivel entre la competencia en un servicio con creciente demanda: los eventos de empresa.

Hablamos de un hotel cuatro estrellas con salones equipados para las horas de trabajo y spa y dotaciones deportivas para esas otras horas, casi tan importantes en las jornadas corporativas. Su cercanía a Ponferrada hace del Pazo do Castro, gracias a su hermosura pero también a su equipamiento, una muy buena opción para eventos de día pero, además, la capacidad de este hotel le permite ser cada vez más elegido entre los responsables de recursos de humanos de pymes y compañías asentadas en el Bierzo para jornadas de empresa de dos o más días.

 

Pazo do Castro: el escenario cercano de tu día más especial

El Pazo do Castro, del siglo XVII, es una joya arquitectónica cuyo interior alberga todavía los grabados, pinturas y otras obras de arte que elevan la contemplación de todas y cada una de sus estancias. En ellas, el esmero y la experiencia de su equipo de trabajo permiten proponer una boda de ensueño en la que cada detalle se convierta en un memorable recuerdo.

Al encontrarse en las inmediaciones de Villafranca, Cacabelos, Toral o Ponferrada, es perfecto para la celebración de grandes eventos de día, como pueden ser las comuniones, o las reuniones de empresa. Pero además, su oferta hotelera, con habitaciones realmente bien equipadas que le han merecido la consideración de cuatro estrellas, permite alargar lo que se desee la estancia en el interior de este monumento en O Barco de Valdeorras.

Su elegante ornamentación, jardines, lujosas habitaciones y otros de sus espacios conforman la propuesta perfecta a partir de la cual elaborar el itinerario de nuestra celebración. Sus salones y su suite formarán parte del álbum que nos podremos llevar para el recuerdo de ese día tan especial. Conocer este lugar tan próximo y empezar a disfrutarlo e imaginar cómo deseamos incorporarlo a los momentos más especiales de nuestra biografía es muy fácil, basta con acercarse a la zona monumental del Castro de O Barco de Valdeorras y empezar a dejar que nos seduzca.